corsario

UNA DE PIRATAS EN ROMA

Aunque hubo suspensión por coronavirus, se pudo ver El corsario, en versión de José Carlos Martinez con el Bellet de la Ópera de Roma. Debió tener funciones hasta mañana

 

Foto_YASUKO KAGEYAMA

Madrid, 7 de marzo de 2020

Mañana domingo por la tarde sería la última función de El corsario en la ágil versión que José Carlos Martínez, ex director de la Compañía Nacional de Danza, había estrenado el pasado día 1 de marzo con el Ballet de la Ópera de Roma, institución ahora bajo dirección de Eleonora Abbagnato quien, como Martínez, ha sido también estrella del Ballet de la Ópera de París. Aunque tuvo su premier el día 1, las fundiones fueron suspendidas por la crisis destada por el coronavirus en Italia.

Sin desvirtuar su esencia ni suprimirle sus momentos más emocionantes de pura técnica y virtuosismo, Martínez ha demostrado una vez más su capacidad para narrar desde el ballet historias complejas. Porque complicado es el trepidante relato de piratas, esclavas y odaliscas de El corsario, un ballet accidentado inspirado en Byron que originalmente creó Mazilier en París, en 1856, más bien con poco tino, hasta que fue retomado en Rusia por Jules Perrot y Marius Petipa, en 1863, contando desde entonces con numerosos cambios en no pocas adaptaciones posteriores.

La nueva versión romana ha contado estos días con destacados bailarines invitados en los roles principales brillando en su escenario las estrellas rusas Olesja Novikova y Maia Makhateli alternando el rol de Medora y Leoind Srafanov y Kimin Kim el de Conrad. La oportunidad ha sido propicia para destacar también a los bailarines principales de la Ópera romana Rebecca Bianchi, Simone Agró y Federica Maine.

Abbagnato ha querido rescatar la producción propia que hiciera de este mismo título el Ballet de Roma, en 2008, pero contando ésta vez con la coreografía del creador murciano, que ha sabido aligerar y dar fluidez a la historia, una habilidad ya demostrada en su versión de Cascanueces realizada para la CND.

Muy ocupado desde su marcha del ente público, José Carlos Martínez, que fue el encargado este año pasado de la coreografía del célebre Concierto de Fin de Año en Viena, se dispone ahora a estrenar su versión de El corsario, ésta vez con producción íntegramente nueva, en Eslovenia, con el Ballet de la Ópera de Liubliana. La premier será el próximo 9 de abril.

Volver