casca2

CASCANUECES DIO POSITIVO

Estados Unidos afronta como una tragedia las cancelaciones de Cascanueces por culpa de la pandemia. Allí, más que un ballet, es una tradición navideña a la altura de Santa Claus. Reflexionamos sobre el asunto…

 

Texto_ALBA ANZOLA

Madrid, 25 de diciembre de 2020

Hace unas semanas The New York Times publicaba, con gran despliegue, una noticia que desde la distancia parecía más bien desproporcionada. El largo reportaje destacaba los esfuerzos de la modesta academia A & A Ballet, de Chicago, por no romper la tradición de montar con sus alumnos Cascanueces por Navidad. Relataba la peripecia de conciliar ensayos con medidas de seguridad y extremo cuidado para que nadie del equipo se contagiara, y subrayaba que estaban dispuestos a estrenar con el teatro al 7% de su capacidad como indica la ley en uno de los países más golpeados por la pandemia. Lo importante, aseguraban, era salvar Cascanueces.

Hay que haber vivido una Navidad en USA para entender el fenómeno. Allí no solamente se apropiaron del famoso ballet estrenado por Ivanov/ Petipa en San Petersburgo en 1892 sino que lo convirtieron en un símbolo de sus fiestas, colocándole el mismo diámetro que Santa Claus. Los colegios, las academias de ballet, las pequeñas compañías y, por supuesto, las grandes, cumplen el obligado ritual de montar Cascanueces por estas fechas, al punto de que hace años hubo una especie de guerra nunca declarada entre las compañías más potentes del país por ver quién tenía la producción más espectacular, batalla en la que arrasó el American Ballet Theater (ABT) de New York con su árbol de Navidad que crece hasta perderse por los confines del techo del escenario, demostrando que el tamaño sí importa.

El modelo a seguir es la versión de Balanchine de 1954, aunque el primer Cascanueces norteamericano (representado en San Francisco en 1944), firmado Christensen, ha sido convertido en una tradición del Ballet West, que se jacta de tener en activo “el más antiguo Cascanueces del país” aunque este año coronavirus ha arruinado la celebración de sus 75 años de representaciones.

Un altísimo porcentaje de la población de Estados Unidos está convencida de que este ballet es invención norteamericana, porque seguramente también ignoran que Balanchine era ruso. Se ha demostrado que el primer contacto con el ballet de cualquier estadounidense medio lo tuvo viendo Cascanueces y que un sueño típico de las adolescentes es encarnar, al menos una vez en la vida, a Clara, la protagonista. 

Pero este año sobrevino la mayor catástrofe para Cascanueces en toda su existencia. El coronavirus ha impedido prácticamente todas las representaciones y el país lo llora como una tragedia. No han faltado esfuerzos por salvar Cascanueces. La alternativa del streaming (de pago) ha sido la opción más socorrida y a ella se han aferrado verdaderas instituciones como el Houston Ballet, el Boston Ballet, el Washington Ballet, el Ballet de Alberta y tantos otros. Desesperadas, algunas compañías han intentado acomodarse a la nueva situación. El Anaheim Ballet ha optado por montar una versión reducida, con solos y duetos, y lo mismo ha hecho el Cincinatti Ballet. El Atlanta Ballet le ha echado imaginación y se ha llevado la representación a un autocine.

Pero es el Miami City Ballet el que genera las envidias de todo el país. Las agradables temperaturas de Florida han permitido a su directora artística Lourdes López hacer una maniobra, y llevarse la producción al aire libre, en el popular Donwtown Doral Park, de Miami, con la suerte de que hace un par de años habían estrenado una versión colorida y tropicalizada, en la que el trono de Clara tenía forma de piña, lo que encaja a la perfección en el ambiente playero de la ciudad.

 

casca1

 

Reino de caramelo y dólares

Para los niños de las escuelas de ballet más relevantes de todo el país significa perder la única oportunidad del año que les permite participar de tú a tú en un escenario con estrellas y bailarines profesionales. Para los intérpretes free-lance es una pérdida importante. Algunos de ellos llegan a estar hasta en tres o cuatro producciones, y no bajan de un avión durante estas fechas, que le suponen sus principales ingresos de todo el año.

Como todo en Norteamérica, Cascanueces también es dinero. “Nutcracker es la única producción que genera ingresos”, señala Miko Nissinen, director artístico del Boston Ballet, que estima que cada Navidad su compañía puede embolsarse hasta ocho millones de dólares procedentes de taquilla, una cantidad que no le da ningún otro título y le permite programar coreografías contemporáneas que le dan prestigio pero no dinero durante el resto del año. Y es poco. El New York City Ballet (NYCB) en una de las ciudades más turísticamente navideñas, y dueño de la codiciada versión de Balanchine, puede llegar a recaudar hasta 15,5 millones de dólares. Pero no este año.

Para una compañía mediana, una nueva producción puede significar invertir hasta dos millones de dólares, pero si gusta, seguro cubre costes la primera temporada y puede alargarle la vida cada Navidad durante muchos años, algo que no va sucederle con cualquier otro título del repertorio. Además, cuenta con la ventaja de que Cascanueces es el título más recurrente por el que apuestan los sponsors.

Cascanueces es también representado cada Navidad en prácticamente todos los continentes, pero no alcanza el grado de fenómeno social que le ha otorgado Estados Unidos. Y desde luego, se pueden contar por cientos las cancelaciones de este año en cualquier punto planetario. Una de las más admiradas es la que se viene representando cada año en el Covent Garden, de Londres. La versión francamente espectacular que creó en 1984 Peter Wright para el Royal Ballet es toda una tradición de la Navidad en la capital inglesa que, lógicamente, también ha tenido que suspenderse. Este año, desde luego, el Grinch ha triunfado.

ESPECIAL DANCE FROM SPAIN 2021

Cover DFS 2021
Descargar

Apreciado lector


Son tiempos difíciles para la danza, para el periodismo, para la vida… La crisis del Covid-19 también está afectando a susyQ.  Por eso hoy pedimos tu ayuda, una colaboración voluntaria que nos permita seguir. Si tu situación no te lo permite, también lo entendemos. Nosotros seguiremos informándote…Gracias.


Danza News

HERMANAS GESTRING / TEATRO DEL BARRIO

gestring

DOS SESIONES DE NO-DANZA

Con Las Hermanas Gestring este fin de semana, el Teatro del Barrio inicia su breve muestra de no-danza que culmina en diciembre con Iniciativa Sexual Femenina. Lee más…

Leer más...
 

COMPANY / TEATRO SOHO CAIXABANK

company

BANDERAS & COMPANY 

Se estrenó anoche en Málaga 'Company', musical de Sondheim, dirigido y protagonizado por Antonio Banderas, quien recibió una sonada ovación. Te lo contamos…

Leer más...
 

LACARRA & GOLDING / TEATRO ARRIAGA

still1

LUCÍA LACARRA SE ADENTRA EN LA NOCHE 

Se estrena mañana en el Teatro Arriaga de Bilbao ‘In the still of the night’, nueva creación de Matthew Golding para la bailarina vasca. Te lo contamos…

Leer más...
 
Volver