zapatillas

ZAPATILLAS INCLUSIVAS

Hasta ayer, prácticamente no existían en el mercado norteamericano zapatillas de ballet pensadas para bailarinas negras. Pero la muerte de George Floyd ha cambiado esa tendencia. Te contamos cómo…

 

Foto_NATALIYA HORA

Madrid, 22 de junio de 2020

Las zapatillas de ballet que venden las casas comerciales en todo el mundo son, en abrumadora mayoría, de satén rosa claro. La idea es que imiten el tono de la piel, se combinen con la pierna, den continuidad a la línea del cuerpo y se hagan invisibles, que no destaquen ni distraigan la atención. En general, deben dar la sensación de que las bailarinas que las llevan van descalzas. Pero, evidentemente, ese efecto funciona exclusivamente con intérpretes blancas.

A raíz de las recientes revueltas por el asesinato del joven negro George Floyd a manos de policías blancos el pasado 25 mayo, la sociedad norteamericana, bajo el paraguas del movimiento Black Lives Matter, se ha hiper sensibilizado con el tema de la discriminación y no parece estar dispuesta a tolerar ni el más mínimo gesto racista, lo que ha puesto a los fabricantes de zapatillas a trabajar a toda velocidad para salvaguardar su reputación.

La semana pasada, la firma Bloch, una de las más potentes en el ramo, reaccionó rápidamente a una protesta avalada por 169.000 firmas que acusaba de racistas y excluyentes a los grandes fabricantes de zapatillas, anunciando de prisa y corriendo su nueva colección de colores incluyentes.

La respuesta al instante de otros grandes fabricantes internacionales, que tienen a los norteamericanos entre sus principales clientes y consumidores, tampoco se hizo esperar. Las casas más relevantes que controlan este mercado a nivel internacional se han puesto en marcha a velocidad de rayo y ya anuncian que van a ampliar, antes de que termine el año, su tradicional gama de satén rosa a zapatillas marrones y ocres para bailarinas de todas las razas y colores. Casas como Suffolk, las compañías rusas Grishko, Nikolay y Russian Pointe, y la italiana Capezio, se cuentan entre ellas. Con esta precipitada decisión, todas se están mirando en el espejo de Second Skin.

Y es que, en medio de esta explosiva efervescencia antirracista, hace unos días se hizo público que la firma de ropa y accesorios para danza Second Skin Costumes, en el pasado se había negado a hacer pedidos personalizados para bailarines BIPOC (acrónimo en inglés para Negros, Indígenas y Gente de Color) y se negaba a dar explicaciones. La avalancha de críticas, condenas e insultos desde las redes sociales fue tan amplia y virulenta, que la compañía rápidamente creó un fondo de becas para jóvenes bailarines afroamericanos, en un intento por contrarrestar la mala reputación de firma racista que, como están las cosas ahora mismo en Estados Unidos, podría llevarle a la quiebra sin dilación.

Pancaking

Durante décadas, las bailarinas de Dance Theater of Harlem, histórica compañía neoyorquina íntegramente afroamericana dedicada al ballet clásico, han tenido una pesada tarea adicional que les obligaba a pintar con una base de tonalidades marrones las zapatillas de satén rosa, las únicas disponibles en el mercado. Esta práctica, hoy enormemente extendida entre estudiantes de ballet y profesionales negras de Estados Unidos, es tan común que incluso tiene nombre propio. Se le conoce como pancaking. En tiempos muy recientes, y de manera muy excepcional, algunas pequeñas firmas de zapatillas habían reparado en el problema.

Desde hace unos pocos años, la marca norteamericana PointePeople, fundada por una pareja interracial, ha venido ofreciendo zapatillas en una diversidad de tonos, con la idea de aliviar en las bailarinas negras la pesada tarea del pancaking. La iniciativa fue secundada por casas como Gaynor Minder, que también incorporó, en 2017, su línea de zapatillas para afroamericanas. “Creímos que la iniciativa traía implícito un potente mensaje inclusivo”, declaraba esta semana una portavoz de la compañía a la revista Dance Magazine. “Queríamos decirles a las jóvenes bailarinas negras: el ballet te quiere, en la danza pensamos en ti, tú también perteneces a la comunidad del ballet”. La marca Freed comenzó a ofrecer zapatillas en tonos marrones y bronces apenas en 2018, pero fue a raíz de un encargo exclusivo que le hizo la compañía Ballet Black.

Pero las grandes casas, las empresas más poderosas y reconocidas de zapatillas de ballet, habían ignorado completa y sistemáticamente a este sector de potenciales clientas. Hasta que mataron a George Floyd.

Si compras desde aquí
... nos ayudas!

¡Gracias!

Si compras desde aquí
... nos ayudas!

ESPECIAL DANCE FROM SPAIN 2019

Dance from Spain 2019

Descargar

Apreciado lector


Son tiempos difíciles para la danza, para el periodismo, para la vida… La crisis del Covid-19 también está afectando a susyQ. No hemos podido editar nuestra revista en papel y no sabemos cuándo podremos volver a hacerlo. Por lo pronto seguimos en digital y solamente podremos continuar si nos apoyas. Por eso hoy pedimos tu ayuda, una colaboración voluntaria que nos permita seguir. Si tu situación no te lo permite, también lo entendemos. Nosotros seguiremos informándote…Gracias.


Danza News

CONVOCATORIA

resi

RESIDENCIAS EN CONDE DUQUE

Hasta el 5 de julio se podrán presentar proyectos aspirantes a realizar residencia en el conocido centro cultural madrileño. Lee más…

Leer más...
 

FÓRUM NACIONAL DE DANZA

murcia

EL FANTASMA DE CUNNINGHAM RONDA POR MURCIA

Se celebra los días 22 y 23 de junio el primer Fórum Nacional de Danza, una iniciativa del Grado en Danza de la Universidad de Murcia. Te damos detalles…

Leer más...
 

VIOLETA BORRUEL / FESTIVAL ANDÁNDARA

 borruel

ASÍ SE BAILÓ EN CONFINAMIENTO

El 14 de junio se inaugura en redes sociales andÁndara, un festival que recoge el testimonio de videocreaciones hechas durante el Estado de Alarma. Te lo contamos…

Leer más...
 
Volver