Liam Scarlett

MUERE LIAM SCARLETT

Se desconoce la causa de la muerte del que fuera célebre coreógrafo del Royal Ballet, que había caído en desgracia tras acusaciones de abusos sexuales. Tenía 35 años. Lee más…

 

Madrid, 18 de abril de 2021

La caída en desgracia del destacado coreógrafo británico Liam Scarlett (Ipswich, 1985) acabó en tragedia. El pasado viernes recibió un nuevo mazazo cuando el Teatro Real Danés canceló las funciones programadas de su ambicioso ballet Frankenstein y este domingo la familia, pidiendo respeto a su privacidad, anunció que había muerto ayer sábado, sin dar explicación alguna sobre las causas del fallecimiento. La cancelación danesa se sumaba a la de su ballet Las amistades peligrosas en enero del año pasado, que venía acompañada de su fulminante destitución como asociado de The Queensland Ballet, de Australia, y su salida por la puerta de atrás del celebérrimo Royal Ballet, de Londres, donde era coreógrafo residente. Allí bailó de 2006 a 2012, año en el que despuntó como creador, convirtiéndose en el más joven en montar un ballet completo para esa institución, por lo que cariñosamente le llamaron wonder boy.

Este cúmulo de desgracias tuvo su origen en las graves acusaciones de abuso sexual hechas públicas en enero de 2020 en un reportaje del rotativo The Times, en el que se desvelaba que alumnos y exalumnos de la prestigiosa escuela del Royal Ballet le acusaban de abusos sistemáticos cometidos a lo largo de los últimos diez años. Aunque no era profesor, supervisaba a los estudiantes que participaban en sus coreografías y el artículo hablaba de comentarios inapropiados sobre los genitales de los alumnos y tocamientos, asegurando que el coreógrafo pedía a los estudiantes fotos en las que aparecieran desnudos y solía irrumpir en los vestuarios sin motivo alguno.

La compañía entonces suspendió con carácter inmediato a su coreógrafo estrella, abriendo además una investigación disciplinaria, que meses más tarde determinó que las pruebas no eran suficientes para una acusación formal por delito. Pero su reputación ya había caído. De hecho, los daneses suspendieron su ballet Frankenstein la semana pasada, explícitamente a causa de “sus comportamientos ofensivos”.

Liam Scarlett como bailarín fue discreto pero como coreógrafo una estrella, un verdadero portento que a sus escasos 35 años había alcanzado la gloria en el Royal Ballet, una de las compañías más destacadas del mundo. Su deslumbrante y elegante versión de El lago de los cisnes, que se vio en el Teatro Real de Madrid en 2018, lo catapultó a la fama. Se alabó su sensibilidad y capacidad para adaptar este título fundamental del repertorio a los usos espectaculares de nuestros días sin traicionarlo. Sus originales ballets narrativos fueron disputados por agrupaciones tan relevantes como el ABT o el New York City Ballet, entre muchas otras. Se esperaba mucho de él, pero el destino tenía otros planes para el wonder boy.

Si compras desde aquí
... nos ayudas!

¡Gracias!

Si compras desde aquí
... nos ayudas!

ESPECIAL DANCE FROM SPAIN 2020

DANCE FROM SPAI 20-21

Descargar

Apreciado lector


Son tiempos difíciles para la danza, para el periodismo, para la vida… La crisis del Covid-19 también está afectando a susyQ. No hemos podido editar nuestra revista en papel y no sabemos cuándo podremos volver a hacerlo. Por lo pronto seguimos en digital y solamente podremos continuar si nos apoyas. Por eso hoy pedimos tu ayuda, una colaboración voluntaria que nos permita seguir. Si tu situación no te lo permite, también lo entendemos. Nosotros seguiremos informándote…Gracias.


Volver