wimv

LO SALVAJE 

Regresa Wim Vandekeybus al Mercat de les Flors del 25 al 27 de marzo, con su nueva creación Traces. Lee más…

 

Texto_CARLOS A. GÓMEZ FOTO_DANNY WILLEMS

A Wim Vandekeybus le gusta el peligro. Su danza salvaje, siempre desbocada pero no descontrolada, le ha acompañado desde What the Body does not Remember (1986), la primera producción de su compañía belga Última Vez, célebre por aquella secuencia de ladrillos voladores que amenazaban con caer en la cabeza de sus intrépidos bailarines, hasta la más reciente, Traces que, 35 años más tarde sigue con el grifo abierto derramando chorros de energía en estado puro. Y no es que se repita sino que cada una de sus coreografías –y van muchas- intenta explorar una arista distinta de la misma preocupación / interrogante: ¿de qué manera responde el ser humano ante las situaciones extremas? En esta ocasión, el emblemático creador de la nueva danza belga, busca trazas en sus propios recuerdos y trata de identificar las intuiciones que le llevaron a definir ese estilo salvaje, ya perfectamente característico, con esa relación de los humanos conel mundo animal que sigue incandescente después de tres décadas y media de trabajo. No hay que olvidar que,, originalmente nates del teatro, su aspiración era ser veterinario. Traces se verá en el Mercat de les Flors (Barcelona), dentro de Quinzena Metropolitana de Dansa, del 25 al 27 de marzo.

Si compras desde aquí
... nos ayudas!

¡Gracias!

Si compras desde aquí
... nos ayudas!

ESPECIAL DANCE FROM SPAIN 2020

DANCE FROM SPAI 20-21

Descargar

Apreciado lector


Son tiempos difíciles para la danza, para el periodismo, para la vida… La crisis del Covid-19 también está afectando a susyQ. No hemos podido editar nuestra revista en papel y no sabemos cuándo podremos volver a hacerlo. Por lo pronto seguimos en digital y solamente podremos continuar si nos apoyas. Por eso hoy pedimos tu ayuda, una colaboración voluntaria que nos permita seguir. Si tu situación no te lo permite, también lo entendemos. Nosotros seguiremos informándote…Gracias.


Volver