banner Teatre Liceu oct 2022

bnelorca1

TRES GENERACIONES 

El BNE estrenó anoche en Teatros del Canal, un programa que reúne y pone a dialogar obras de Alberto Lorca, Antonio Canales y Antonio Ruz. Por allí estuvimos y así lo vimos…

 

Texto_OMAR KHAN Fotos_PABLO LORENTE

Madrid, 09 de septiembre de 2022

Desde su llegada a la dirección artística del Ballet Nacional de España (BNE), Rubén Olmo dejó siempre muy claro su interés por reactivar lo más posible el potente repertorio que atesora esta compañía única en el mundo. Y ha cumplido. Es, de hecho, uno de los mayores logros de su gestión. El estreno anoche del programa Generaciones, ante una abarrotada Sala Roja de Teatros del Canal, es indicativo de lo muy en serio que se toma esta obligación de su cargo. Pero no se trata de dos reposiciones y un estreno escogidos al azar sino el intento de crear, a través de una velada, una correlación entre tres generaciones que desvela momentos, estéticas y necesidades específicas de tres creadores, cada uno hijo legítimo de su tiempo, que ahora juntos, dan cuenta de una parte de la progresión y cambios que le han ido sucediendo a la danza escénica española.

Ritmos (en las fotos), probablemente la obra más representativa de Alberto Lorca, estrenada en el verano de 1984; Grito, de 1997, creación ambiciosa del período más triunfal y relevante de la trayectoria de Antonio Canales y Pastorela, una emocionada y emocionante miniatura de nueve minutos, ideada este mismo 2022 por Antonio Ruz, coreógrafo inclasificable que no es un flamenco nativo, no son simplemente las tres piezas del programa sino el intento de trazar una evolución posible de la danza española, tres obras que dialogan y se ponen de acuerdo en cómo se puede seguir y ser fiel a la misma estrella partiendo de diferentes puertos.

Ritmos, hoy un poco amanerada y naif, parece responder a un patrón de belleza muy característico de los ochenta que unificó varias estéticas: la de la danza española, sí, pero también las del llamado ballet contemporáneo y neoclásico. Obsesionada por la musicalidad, la obra aparece tremendamente apoyada y arropada por la sugerente partitura de José Nieto. Con su gesto coral, es coreografía que desprende elegancia. Su progresión cromática, que fluctúa de blanco a negro y de rosa a fucsia, parece el único leit-motiv de una serie de cuadros, simétricos, perfeccionistas, abstractos y sincronizados, que la compañía resuelve con verdadera precisión y pericia.

 

bnelorca2

 

Por los suelos

Sin trasgredir, destruir ni ser arrogante, Antonio Ruz desmonta y deconstruye tópicos y leyendas de la danza española, haciéndolos propios, en obvia complicidad con Inmaculada Salomón, bailarina superlativa con la que ya había cruzado sinergias en Electra, obra importante para ambos, que estrenaron juntos en el BNE, en 2017. El coreógrafo impone velocidad, precisión y gracia a su única intérprete en esta coreografía atemporal, que parece de ayer pero se comporta como una de hoy, en la que rompe, con la venia que otorga ser autor inclasificable de nuestros días, con dos reglas tácitas de la disciplina: en el suelo no se baila y en silencio mucho menos. Pastorela, para entendernos, podría ser perfectamente una hipotética aproximación del NDT holandés a la danza española. Y es apenas uno de los tres contrapuntos contemporáneos, actuales e intercambiables del programa, porque esta noche será sustituida por Aurora, estreno de Jesús Carmona, y pasado mañana, por Jacaranda, de Rubén Olmo.

La ampulosidad y gran teatralidad típicas de la escena de los noventa está concentrada en Grito, de Antonio Canales. Larga y poliédrica, abarca mucho y despliega todas las posibilidades y recursos que, entonces y ahora, sigue ofreciendo un colectivo como el BNE. Dividida en varias secciones, quizá demasiadas, con (impresionantes) músicos en directo, zapateado abundante, palmeros estridentes y momentos de gran vuelo, Grito es un espectáculo que rezuma poderío y supone un reto interpretativo, que anoche fue superado con creces por la compañía. La obra, hoy constatamos, fue un pico de los más altos en la trayectoria irregular de su autor que, al final, salió a saludar emocionado. Ante la entusiasta respuesta del público y aupado por Rubén Olmo, hasta se pegó un bailecito improvisado. Sinceramente, no debió hacerlo.

ESPECIAL DANCE FROM SPAIN 2022

Cover DFS 2021
Descargar

Revista MTD Legacy, Academia de Teatro y Danza de la Universidad de las Artes de Ámsterdam 

Cover DFS 2021
Descargar

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN

 

Suscríbete a susyQ

¡Y recibe la revista en tu casa!
Puedes pagar con Paypal o con  tarjeta de crédito:
 

Suscripcion SusyQ

 

Artículos

MARIUS PETIPA

marius petipa susyq
La hegemonía del coreógrafo

Hace doscientos años nacía Marius Petipa, el marsellés que sentó las bases de la escuela rusa de ballet en sus 40 años de poder absoluto dentro del Ballet Imperial Ruso. El mundo entero celebra este año al autor de El lago de los cisnes

Leer más...
 

HABLA JÉRÔME BEL

entrevista jerom bel

Intento llevar al límite lo teatral

Entrevista a Jérôme Bel,  de sus obras y de su radical pensamiento hablamos con él

Leer más...
 

SILICON FREE

Holland Festival Septuagenario
Septuagenario

El 70 aniversario del Holland Festival supuso la despedida de su directora Ruth Mackenzie, desde ahora al frente del Teatro Châtelet de París

Leer más...
 
Volver