evelin

MONOTONÍA SELVÁTICA 

El veterano creador brasilero Marcelo Evelin estrenó ayer en el Festival de Montpellier su nueva creación ‘Uirapuru’. Allí estuvimos y esto nos pareció…

Texto_OMAR KHAN Foto_MAURICIO POKEMON

Montpellier, 21 de junio de 2022

Es verdad que la selva profunda no es todo el rato como la presentan libros y películas, que nos ofrecen agitación, tormentas, animales peligrosos, aventuras y sorpresas tras cada árbol. Prevalece más una quietud monótona, un estar de selva, con sus pajaritos cantando y sus soniditos típicos. Eso lo saben los indígenas que habitan estos parajes y parece saberlo también Marcelo Evelin, coreógrafo brasilero, que inició una ya larga trayectoria europea a finales de los años ochenta y aún hoy vive a caballo entre su Teresina natal y Ámsterdam. Ayer ha estrenado su versión de selva coreográfica Uirapuru, en el marco del Festival de Montpellier, que le ha coproducido junto a otras instituciones como el Teatro Municipal de Porto o el Festival de Otoño de París. La ha estrenado bajo el paraguas de su plataforma Demolition Incorporada, con seis bailarines brasileros, todos mulatos.

La selva de Evelin es minimalista, tranquila y monótona, como seguramente es casi todo el tiempo la Amazonia que le ha inspirado. De manera progresiva y de forma obstinada, los intérpretes dan dobles pasitos acompasados a derecha e izquierda sin más sonidos que los que emiten sus propios pies y la irrupción de eventuales ruidos de selva que, descubriremos al final, no son una pista grabada sino un prodigioso intérprete que los silba y tararea. Sin más referencias que un dispositivo colgado que contiene frutas, verduras y tubérculos, Uirapuru es obra desnuda, mínima y difícil, que parece interesada en ofrecernos otra visión, nada estereotipada, de aquella selva. Se podría, forzadamente eso sí, leer un SOS ecologista sobre una selva como la brasilera, hoy tremendamente diezmada y malamente explotada.

Sin dejar sus pasos acompasados en ningún momento, los bailarines van lentamente desplazándose por el espacio e introduciendo pequeñas variaciones, en un ejercicio de composición espacial del todo fascinante que los alinea, los empareja, los separa y los vuelve a reunir. Requiere concentración, empeño y compromiso encontrar esa fascinación, pero la tiene.

El problema es que imitar desde una coreografía la monotonía y quietud de la selva tiene el peligro de caer en la monotonía escénica, que es lo que termina ocurriéndole a esta propuesta de una hora, que a la media ya ha agotado todos sus recursos y posibilidades. Y entendemos entonces las razones por las que desde Kipling hasta Disney, todos han optado por la selva agitada, tenebrosa y peligrosa, que es la que pone emociones a toda esta monotonía selvática.

ESPECIAL DANCE FROM SPAIN 2021

Cover DFS 2021
Descargar

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN

 

Suscríbete a susyQ

¡Y recibe la revista en tu casa!
Puedes pagar con Paypal o con  tarjeta de crédito:
 

Suscripcion SusyQ

 

Artículos

MARIUS PETIPA

marius petipa susyq
La hegemonía del coreógrafo

Hace doscientos años nacía Marius Petipa, el marsellés que sentó las bases de la escuela rusa de ballet en sus 40 años de poder absoluto dentro del Ballet Imperial Ruso. El mundo entero celebra este año al autor de El lago de los cisnes

Leer más...
 

HABLA JÉRÔME BEL

entrevista jerom bel

Intento llevar al límite lo teatral

Entrevista a Jérôme Bel,  de sus obras y de su radical pensamiento hablamos con él

Leer más...
 

SILICON FREE

Holland Festival Septuagenario
Septuagenario

El 70 aniversario del Holland Festival supuso la despedida de su directora Ruth Mackenzie, desde ahora al frente del Teatro Châtelet de París

Leer más...
 
Volver