dios1

DANZA Y FE 

No ha sido muy cordial la relación entre danza contemporánea y religión. Una revisión rápida nos dice que los coreógrafos han estado más bien preocupados por la espiritualidad. Lee más…

 

TEXTO_OMAR KHAN

Viernes 10 de abril de 2020

Aunque por culpa del coronavirus no lo parezca hoy es Viernes Santo. Y el momento parece propicio para revisar la más bien tensa y casi nula relación existente entre la danza contemporánea y la religión. La católica y tantas otras existentes han condenado libros, composiciones musicales o pinturas de temas paganos pero ellas mismas han utilizado estas mismas formas artísticas para difundir sus ideas. La Biblia es literatura, la Capilla Sixtina es alta pintura, pero el problema con la danza es que su instrumento es el cuerpo, y el cuerpo expresivo ha sido censurado y castigado por casi todas las religiones, por lo que la utilidad proselitista ha sido poca. No hay que olvidar que todavía hoy, a 10 de abril de 2020, hay países como Irán donde, por razones religiosas, bailar es un delito severamente castigado.

Un visionado en la actualidad de El traidor, coreografía relevante creada por José Limón en Nueva York, en 1954, podría conducir a equívocos. Despliega desde la danza la pasión de Cristo, colocando como protagonista a Judas y enfatizando el beso con el que vendió a Jesús. No obstante, estaba muy lejos de querer difundir los principios cristianos. Era la época terrible de la Guerra Fría y el auge de la persecución de comunistas del macarthysmo, que incitaba a los ciudadanos a delatar a sospechosos de ser rojos. En el ámbito artístico las traiciones se contaban por cientos y para el público de la época el mensaje de Limón era cristalino. Aquella obra no quería hablar del tormento del Mesías sino de los numerosos Judas que estaban delatando a sus amigos, vecinos y compañeros. Era pues, una obra política.

Martha Graham, pionera de la modern dance, no fue ajena pero tampoco hizo proselitismo, ubicándose más en el amplio territorio de la fe y la espiritualidad, preocupaciones artísticas que ha sí han sido una constante de la danza contemporánea hasta nuestros días. Obras suyas como El penitente (1940), Appalachian Springs (1944), Figure of a Saint (1929) o muy especialmente su solo Lamentation (1940), un clásico de su catálogo, abordaban con verdadero acierto la problemática de la fe y las creencias, pero siempre desde un punto de vista absolutamente terrenal. No hay que olvidar que una de las motivaciones principales de todo su trabajo era conseguir la manera de abordar desde la danza las pasiones humanas. Un principio aplicable también a Alvin Ayley, otro pionero norteamericano de la época. Revelations (en la foto de ANDREW ECCLES bajo estas líneas, 1960), su obra más difundida y conocida, es un fresco de la vida cotidiana de los afroamericanos en un tiempo terrible de segregación racial en América. La coreografía, emocionante y de gran belleza formal, intentaba explicar cómo la fe y las creencias religiosas ayudaban a mantener alta la moral de una comunidad apaleada y marginada. Otra vez, una obra más política que religiosa.

 

dios3.jpg

Salmos

Ateo confeso, Jiri Kylián es el autor de Sinfonía de los Salmos (en la foto de JORIS JAN BOS bajo estas líneas, 1978), un legítimo clásico de la danza del siglo pasado. Sobre la base de la obra homónima de Stravinsky, de marcado carácter religioso (son los Salmos, después de todo), el famoso ex director del NDT ideó esta coreografía superlativa sobre la espiritualidad, en la que convergen distintos motivos religiosos. La escenografía es un collage de alfombras que recuerdan a los musulmanes y hay una fila de sillas que remiten a reclinatorios católicos. En medio, los consternados bailarines, que al final avanzan hacia la oscuridad. La motivación de la obra no es la religión ni la legitimación de un Dios supremo sino una reflexión, profunda y respetuosa, acera de la capacidad única de los humanos para tener fe, para creer que nuestro destino está en manos de un Dios, sea cual fuere su naturaleza.

“Mi obra es una tragedia espiritual. Tengo una conexión mística” ha declarado alguna vez la coreógrafa norteamericana anclada en Francia Carolyn Carlson que, desde los tiempos en que bailaba para Alwyn Nikolais hasta sus íntimos solos como Blue Lady (1984), ha trabajado desde una danza tremendamente conectada con lo espiritual y la idea, un poco herencia hippie, de nuestra insignificancia frente al cosmos.

 

dios2

 

Piedad

El siglo XXI ha seguido la estela de una danza atea más espiritual que religiosa. No son pocos los que han acudido a piezas musicales emblemáticas como el Requiem, de Mozart (muy recientemente la compañía valenciana Cienfuegos Danza dio fe de ello) para abordar el asunto de la muerte y lo que viene después o el misticismo implícito en la muy trágica La consagración de la primavera (otra vez, Stravinsky) para expresar estas inquietudes del alma. Ohad Naharin, en Israel, ha reincidido en el tema, en parte desde el lado espiritual y en parte desde el lado político que implica lo religioso en su país, pero quizá sea Alain Platel en Bélgica, desde su compañía Les Ballets C de la B, el que ha desarrollado con más acierto una obra muy preocupada por el papel de la religión y lo religioso en nuestras vidas desde una postura no proselitista. Lo ha hecho en creaciones de envergadura como pitié! (2008), en la que explora el tema de la piedad y la compasión, o vsprs (2006), obra de gran profundidad espiritual. Tal vez por su origen indio, Akram Khan es un creador que también ha sentido necesidad de expresar los recovecos del alma y lo espiritual en muchas de sus creaciones, destacando muy especialmente Vertical Road (en la foto de LAURENT ZIEGLER que abre este reportaje y en el vídeo abajo, 2010), esa deslumbrante y emocionante coreografía que hablaba de una conexión invisible (la carretera vertical del título) entre cielo y tierra.

 

Apreciado lector


Son tiempos difíciles para la danza, para el periodismo, para la vida… La crisis del Covid-19 también está afectando a susyQ. No hemos podido editar nuestra revista en papel y no sabemos cuándo podremos volver a hacerlo. Por lo pronto seguimos en digital y solamente podremos continuar si nos apoyas. Por eso hoy pedimos tu ayuda, una colaboración voluntaria que nos permita seguir. Si tu situación no te lo permite, también lo entendemos. Nosotros seguiremos informándote…Gracias.


ESPECIAL DANCE FROM SPAIN 2019

Dance from Spain 2019

Descargar

Danza News

CENTRO CULTURAL TERRASSA

terrassa

AMBICIOSO CURSO INTENSIVO DE BALLET EN TERRASSA

El Centro Cultural Terrassa pone en marcha un ambicioso proyecto educativo de formación en ballet que sirve de puente hacia la vida profesional de jóvenes bailarines, bajo la dirección de Rodolfo Castellanos. Lee más...

Leer más...
 

REFORMULACIÓN DE PLATEA

inaem1

EL INAEM EMPIEZA A IMPLICARSE

Tras la avalancha de críticas y quejas del sector de las artes escénicas por la falta de sensibilidad del gobierno ante la crisis del coronavirus, el Inaem reformula el programa Platea

Leer más...
 

EL CORSARIO / JOSÉ CARLOS MARTÍNEZ

corsario

UNA DE PIRATAS EN ROMA

Aunque hubo suspensión por coronavirus, se pudo ver El corsario, en versión de José Carlos Martinez con el Bellet de la Ópera de Roma. Debió tener funciones hasta mañana

Leer más...
 
Volver