marin1

UN HOMBRE QUE BAILA

Por España no gira mucho pero en Francia el creador y bailaor sevillano es llamado a colaborar con estrellas. Marie-Agnés Guillot y Christian Rizzo, los últimos. Hablamos con Andrés Marín y esto nos contó…

 

Texto_OMAR KHAN Fotos_REMEDIOS M. ÁLVAREZ / JULIEN BENHAMOU

(Sevilla) 17 de marzo de 2020

El coreógrafo y bailaor Andrés Marín (Sevilla, 1966) ha vuelto a reunirse con artistas, en apariencia, muy lejanos a su universo flamenco, ésta vez para poner en pie una pieza híbrida, como todas las que crea o en las que se involucra. Magma (en la foto inferior), que tuvo su estreno el pasado diciembre en el Festival de Danza de Cannes, congrega talentos en las antípodas. Idea de Brigitte Lefèvre, actual responsable del encuentro de Cannes, esta propuesta desnuda y audaz contó con dirección artística de Christian Rizzo, del Centro Coreográfico de Montpellier, y participación de la virtuosa bailarina Marie-Agnés Guillot, estrella del Ballet de la Ópera de París hasta 2018, y el bailaor sevillano, toda una personalidad artística en Francia que balancea su carrera entre sus propias producciones y las colaboraciones más insólitas e impensables, que van desde la muy innovadora Poeta en Nueva York, de Blanca Li, pasando por ese duelo de flamenco y hip hop con Kader Attou, de la compañía pionera Accrorap, hasta un ritual con caballos creado para el excéntrico artista ecuestre Bartabás o su reciente Frankestein también tiene alma, un diálogo entre Marín y la bailaora Aina Nuñez, que estaba programado en el Festival Dansa Quinzena Metropolitana, de Barcelona, y que como todos los espectáculos de la temporada, ha quedado pospuesto por la crisis del coronavirus.

“Se me hace fácil trabajar con otros artistas porque me gusta aprender”, comenta distendido Marín. “Puedo estar en el escenario con una bailarina de élite como Marie-Agnés Guillot porque, aunque viene del ballet más riguroso, no es posada ni usa esos registros del clásico. Eso la hace una bella bailarina, es una pluma y está en un punto de su carrera en el que ya no necesita demostrar nada. Christian Rizzo, por su parte, no te hace buscar elementos artificiales sino que apuesta por la naturalidad y nos ha llevado a ser simplemente dos seres bailando, una pareja en la que nuestras respectivas técnicas no afloran como algo demostrativo sino que salen de manera natural, de un modo muy sutil y humano. Ha sido un proceso fascinante”.

Pese a que sus proyectos son estrenados en las más codiciadas plazas francesas (Magma se presentará en el Teatro Suresnes, que la produjo, en la Maison de la Danse de Lyon o en el Teatro Chaillot parisino), el trabajo de Andrés Marín es más bien poco conocido en Andalucía y aún menos en España. Él lo admite y lo lamenta. “Yo es que no soy un bailaor político y nunca he estado de moda, me muevo de manera independiente y siempre voy a lo mío, algo de lo que me alegro. No sé… he estado en las bienales, sí, en el ciclo Flamenco viene del Sur o en Jerez, donde llegó un momento en el que no me interesó ir más. Pero mi energía la invierto en mi propia dinámica creativa. No hay en España muchos programadores con una mentalidad capaz de ver el flamenco como algo más allá del folclor popular y a mí es que me gusta tener oxígeno y bailar en escenarios donde soy bien recibido”.

 

marin2

 

Pensamiento propio

Su flamenco es ante todo personal. Así lo defiende y así lo demuestran sus proyectos (Tuétano, Bacterias, Carta Blanca, D. Quixote…). Se siente orgulloso de haber encontrado un rincón propio y único dentro del espectro escénico. “Yo veo que en el flamenco hay mal gusto y vulgaridad, mucho ruido, griterío y muy poco silencio. Asesinar al maestro para mí significa, con todo respeto, no copiarlo ni imitarlo. Para mí es importante que puedas generar tu propio pensamiento”.

Este pensamiento, que podría sonar a desapego, lo atribuye a cómo ha sido su propia trayectoria. “Yo no vengo del flamenco clásico. El mío es un flamenco de calle. He tenido mis maestros y han sido importantes pero mi flamenco es muy poco academicista, se sostiene mucho en mi personalidad. Es que a veces los bailarines flamencos son muy amanerados y posados. Y eso a mí no es lo que me interesa, yo apuesto por un flamenco más humanizado, más personal. Como decía Gades soy un hombre que baila, y eso es lo que me permite dialogar mejor con artistas de otras disciplinas, abordar otros discursos”.

Andrés Marín siente conexión directa con su tiempo. Y como artista no mira el pasado, siempre el presente. Tanto en las formas escénicas, que responden a exigencias dramatúrgicas del momento, como en la danza, donde ha de sentirse libre y despojado de cualquier atadura, especialmente si son tradiciones impuestas. Ahí está para demostrarlo su Quijote terrenal y canalla, vestido de futbolista con aires de grandeza y protagonismo. Desde esa misma óptica tiene en mente poner en pie su visión, versión y lectura de La Divina Comedia, una producción mucho más ambiciosa que, si todo sale como lo planea y el covid-19 se lo permite, podría tener su estreno en la próxima Bienal de Flamenco, en otoño de 2020, con un elenco de entre 15 y 25 intérpretes.

“Con la misma mentalidad con que asumí D. Quixote estoy pensando montar La Divina Comedia. En Quijote ves al personaje conocido pero se establecen paralelismos con nuestro mundo, con lo que ocurre en la actualidad, con nuestros falsos héroes que hoy son estrellas del fútbol como Messi. De Dante además me interesan las texturas, el imaginario simbólico que hay en su obra, y quiero que sea como un viaje a través de conceptos que me interesa abordar, preguntándome cosas como quién podría ser el Dante de nuestro tiempo. Veo ángeles caídos, almas en pena, flagelaciones…”

Danza News

EL CORSARIO / JOSÉ CARLOS MARTÍNEZ

corsario

UNA DE PIRATAS EN ROMA

Aunque hubo suspensión por coronavirus, se pudo ver El corsario, en versión de José Carlos Martinez con el Bellet de la Ópera de Roma. Debió tener funciones hasta mañana

Leer más...
 

VILA-REAL SE PREPARA PARA SUS FESTIVALES

vila real festivales
Grandes muestras de artes escénicas como FIT Carrer o Vila-real en Dansa ya tienen fecha para esta edición

Leer más...
 

CHEVI MURADAY / ESPACIO ABIERTO

quinta

AIRES PRIMAVERALES

Este fin de semana Chevi Muraday, director de Losdedae, celebra con danza el florecimiento de los almendros en la Quinta de los Molinos, de Madrid

Leer más...
 
Volver