mdd

NO HABRÁ MES DE DANZA 2020

María González, directora del tradicional festival sevillano de danza, anuncia la suspensión por la crisis generada por los atrasos en el pago de las ayudas oficiales

 

TEXTO_OMAR KHAN Foto_ANTONIO SÁNCHEZ (*)

Madrid, 6 de febrero de 2020

Una mala noticia desde Sevilla. El Festival Mes de Danza, que debería celebrar su décimo séptima edición este otoño, ha sido cancelado. No desaparece, advierte desde un comunicado su directora María González. “Ha entrado en barbecho”, asegura la gestora de este evento con más de un cuarto de siglo de continuidad que ha sido partícipe y testigo de la formación y crecimiento de un movimiento de danza contemporánea en Andalucía. No es la primera vez que el festival entra en crisis, casi siempre debido al retraso en el pago de las ayudas oficiales adjudicadas. Y con frecuencia, superaban el escollo haciendo malabares financieros, pero “el grado de incertidumbre y de riesgo que se ha instalado entre 2018 y 2019 ha llegado a tal paroxismo” que se hace imposible afrontar una nueva edición.

Desvela que la edición del año pasado se hizo cuando aún faltaba por recibir el 25% de las ayudas correspondientes a 2018, y la totalidad de las de 2019 que, a día de hoy, carece todavía de resolución definitiva. .”Desde un punto de vista de tesorería”, puntualiza, “esta situación supone una catástrofe en mayúscula, teniendo una asociación sin ánimo de lucro como es Trans-Forma [soporte del festival] que adelantar cuantías que superan los 100.000 € sin saber, además, cuándo llegarán estas subvenciones. A partir de ahí, la ingeniería financiera se sostiene con créditos bancarios siempre avalados por bienes personales, con intereses que van corriendo, esto siempre y cuando tengamos un documento por parte de las administraciones que confirme esta subvención, lo que no siempre es así. La otra solución, siempre que eso sea posible, es poner en el evento tu capital personal y el de tus familiares sosteniendo un festival de servicio público con capital personal”. Los principales entes que subvencionan tradicionalmente el Festival son el Instituto de Cultura y las Artes del Ayuntamiento de Sevilla, la Consejería de Cultura y Patrimonio Artístico de la Junta de Andalucía y el ICAS

Lo verdaderamente paradójico de esta situación es que, después de muchos años de precariedad, el festival había alcanzado, finalmente, un presupuesto digno para su realización. No un presupuesto holgado pero sí mínimamente razonable. No obstante, este crecimiento, comprobado plenamente en su espléndida y exitosa edición 2019, ha hecho que el ya tristemente usual retraso en el pago de las ayudas, no pueda ser asumido tan fácilmente por la organización de Mes de Danza. “Nos obligan a ser pequeños”, razona con tristeza González, consciente de que ya los tiempos corren en su contra para la realización apresurada de una edición 2020, en caso de haber una reacción por parte de las instituciones.

Por lo pronto, Antonio Muñoz, Delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo del Ayuntamiento de Sevilla, se ha apresurado a emitir un Comunicado en el que reitera el apoyo al festival. “El Ayuntamiento mantendrá como hasta ahora su apoyo firme y su compromiso con el Mes de Danza para garantizar su regreso”, asegura. Pero González conoce muy de cerca el ritmo de las administraciones y lo que realmente quiere que se entienda es que un festival internacional de danza que trabaja en salas y espacios públicos de la ciudad, que mantiene alianzas y compromisos con instituciones nacionales y foráneas, que se compromete con coreógrafos y agrupaciones, debe organizarse con mucha antelación y le es imposible subsistir en la incertidumbre, sin poder saber con certeza cuándo podrá asumir sus compromisos.

La suspensión de la edición 2020 intenta frenar el crecimiento de las deudas y la adquisición de nuevos compromisos por parte de Mes de Danza. Un paréntesis para sanear las cuentas e intentar proseguir sin la losa que supone un cúmulo cada vez más creciente de deudas. “No dudo del apoyo político de las instituciones que respaldan a Mes de Danza, reiterado tanto en actos públicos como en entrevistas personales, y porque no dudo de ello, emplazo tanto al Ayuntamiento de Sevilla como a la Junta de Andalucía a pensar durante 2020 nuevas fórmulas de apoyo acordes a la realidad y la naturaleza del festival que le permitan reanudar en 2021 un segundo ciclo de vida. Quiero pensar que esto es posible y que a partir del año próximo, la organización de este festival se realice sobre una base sostenible de forma que se rentabilice el dinero público de manera más efectiva en beneficio de los profesionales dedicados a la danza y de la ciudadanía en general”, asegura en su triste Comunicado María González.

Mes de Danza ha tomado la decisión de parar para obligar a las instituciones a repensar la estrategia, pero no es el único proyecto artístico del país que sufre por los ritmos de la burocracia. Son muchos. Muchos más de los que cualquiera pensaría. “Todos aguantamos. La postura es aguantar, no planificar”, concluye.

(*) Participación de ciudadanos sevillanos en la propuesta de Tamara Cubas, durante el Mes de Danza

Danza News

MADUIXA / DAVID VENTO

madui

LA DANZA TRIUNFA EN FETEN

La compañía valenciana Maduixa y el salmantino David Vento se llevan premios relevantes en Gijón

Leer más...
 

BALLET DE LA ÓPERA DE LYON

yorgos

LA ÓPERA DE LYON DESPIDE A YORGOS LOUKOS POR LA PUERTA DE ATRÁS

Tras la demanda de una bailarina, el que fuera director artístico del ballet de esa casa durante casi 30 años, ha sido cesado. Lee más…

Leer más...
 

LA CHACHI / TEATRO CENTRAL

chachi

BAILAORA PUNK

Con su gesto canalla, entre el rave y el flamenco, La Chachi llega al Teatro Central de Sevilla el 7 de febrero con su propuesta La espera

Leer más...
 
Volver