kabako 

UN FUNERAL PARA KABAKO

Una muestra del boom de la nueva danza africana recala el próximo 30 de octubre en Teatros del Canal, con el estreno de Sur les traces de Dinozord, coreografía del creador congolés Faustin Linyekula

 

Texto_MARÍA INÉS VILLASMIL Foto_STEVE GUNTHER

Ámsterdam, 26 de octubre de 2019

Con su creación Sur les traces de Dinozord, el bailarín y coreógrafo congolés Faustin Linyekula, que este año fue uno de los artistas asociados del Holland Festival, sigue los trazos del pasado. Se trata de la reinvención de The Dialogue Series III: Dinozord, una obra de juventud que creó en 2006 y que ahora aparece reelaborada con un elenco de jóvenes artistas y que incluye a Linyekula una vez más en escena. La puesta de esta creación, que se vio en el festival de Ámsterdam este verano y llega del 30 de octubre al 1 de noviembre en Teatros del Canal, de Madrid, gira en torno a la ausencia. Una ausencia que se hace visible en las huellas que quedan y se asoman como trazos a medida que transcurre la obra. Nos lo dicen también los rostros pintados de blanco, el Réquiem de Mozart, la caja roja llena de papel picado que va llenando la escena, y otras señales que sugieren que se trata de lo que apenas ha quedado de su amigo, el escritor Kabako, quien murió de peste bubónica a una edad temprana y que además da nombre a su compañía, Studios Kabako.

Pero hay más. El creador congolés intenta revisitar también las ruinas de Kisangani, en la República Democrática del Congo, un país que ha tenido diferentes nombres e identidades, que se ha llamado Zaire, Congo Belga y Estado Libre del Congo. Linyekula se adentra así en la búsqueda de una nueva historia, y una renovación de la esperanza. Entre otras muchas historias, esta obra hace referencia también a la lucha en contra del dictador Mobuto por parte de un grupo de la resistencia.

Destaca en la producción la colaboración de Antoine Vumiia Muhindo, un actor congolés, escritor y prisionero político, quien colaboró en la creación de la primera versión de esta obra en el año 2006 y fue capaz de unirse a su elenco ya en 2012. Linyekula aparece en el escenario con tres bailarines más (Jean Kumbonyeki, Yves Mwamba y Michel Kiyombo), la cantante Hlengiwe Lushaba y el actor Papy Maurice Mbwiti.

La puesta es compleja y con muchos niveles de lectura, lo que la hace difícil de seguir. El lenguaje corporal es resultado de una mezcla de hip hop, danza contemporánea y congolesa, lo que tampoco ayuda a clarificar las líneas de su discurso. El trabajo del coreógrafo se inclina por una puesta poética aunque dramatúrgicamente difusa, donde el pasado se hace presente y donde el simbolismo es lo que más impacta. Pero Sur le traces de Dinozard también está llena de emociones, condensadas principalmente en la voz de Lushaba que, entre otras cosas, interpreta segmentos del Réquiem de Mozart, con una voz que llena el espacio con una fuerza serena y a ratos sollozante. El gesto de las caras pintadas de blanco parece querer referirse a la desaparición de la identidad en un país que ha mudado de dueño muchas veces, reafirmando así el definitivo tono político de la propuesta, aunque no se logra deducir si fue ésta la verdadera intención del coreógrafo, que opta por un discurso abierto que quizá genera demasiadas preguntas.

Danza News

EL CORSARIO / JOSÉ CARLOS MARTÍNEZ

corsario

UNA DE PIRATAS EN ROMA

Aunque hubo suspensión por coronavirus, se pudo ver El corsario, en versión de José Carlos Martinez con el Bellet de la Ópera de Roma. Debió tener funciones hasta mañana

Leer más...
 

VILA-REAL SE PREPARA PARA SUS FESTIVALES

vila real festivales
Grandes muestras de artes escénicas como FIT Carrer o Vila-real en Dansa ya tienen fecha para esta edición

Leer más...
 

CHEVI MURADAY / ESPACIO ABIERTO

quinta

AIRES PRIMAVERALES

Este fin de semana Chevi Muraday, director de Losdedae, celebra con danza el florecimiento de los almendros en la Quinta de los Molinos, de Madrid

Leer más...
 
Volver