abreu

ERUPCIÓN.

Después de años llevando su propia compañía en Madrid, Daniel Abreu da el salto institucional colocándose al frente de la compañía Lava, Unidad creativa de Tenerife Danza, que este fin de semana actúa en el FAM. Nos ha contado su nueva aventura...

 

Texto_OMAR KHAN Foto_JOAQUÍN PONCE DE LEÓN

Tenerife, 7 de junio de 2019

Justo al inicio de La desnudez, dueto emocionado y emocionante de Daniel Abreu que clausura este domingo 9 de junio el Festival de Artes del Movimiento (FAM) en el Auditorio de Tenerife, el creador y  bailarín sostiene toda una arquitectura frágil de numerosos y largos listones de madera que, Dácil González, su diligente y poderosa partner, va colocando sobre su cuerpo inmóvil. Lecturas sobre la impactante imagen caben muchas, pero después una conversación confesión con el creador tinerfeño, viene a la mente la fragilidad del artista y entonces la imaginación pone nombre a cada listón que sostiene su cuerpo: responsabilidad, creatividad, lucha y tesón, fortaleza e inseguridad, precariedad, envidias, malos ratos y malos días, carencias, éxitos y fracasos… cada uno parece entonces tener un peso determinado sobre su cuerpo mientras él lucha por mantenerse en equilibrio.

Claro que con la elucubración estamos haciendo exactamente lo contrario de lo que su autor desea. “Si vas a ver una pieza mía queriendo entender lo que he querido construir, creo que no es la mejor manera de aproximarte”, reflexiona distendido. “Mi preocupación no es que el público entienda. Mis obras hablan de lo universal desde una mirada interior. Yo puedo contarte la dramaturgia. La tengo, pero no quiero. Lo que quiero es que el contenido resuene contigo, que te haya tocado. La pieza se te hará críptica si quieres entenderme a mí. He notado que en ciudades como Buenos Aires el público tiene necesidad de un discurso teórico que ha de ser más fuerte que la obra, pero yo no escribo libros, hago danza, y la danza es difícil ponerla en palabras”.

La reflexión llega en un momento crucial de su trayectoria. Después de más de 60 obras, sacadas a flote desde la pequeña estructura de su propia compañía madrileña, algo grande se abre ante sus ojos. Tan grande como los numerosos metros cuadrados que conforman el monumental Auditorio de Tenerife, que le ha puesto al frente de su Unidad Creativa, traducida en la recién nacida agrupación Lava, de la que ahora es director artístico. Renuente a la idea de tener una compañía de autor, el colectivo de Tenerife ha comenzado su actividad con un programa doble, muy contrastado, conformado por obras ajenas, una de Fernando Hernando Magadán, hoy director del NDT 2 holandés, y otra de La intrusa Danza. “Lo primero que tenía claro era que no quería una compañía de autor”, señala Abreu. “Quería una que se pudiera internacionalizar, que contara con un equipo versátil de intérpretes de aquí. Los bailarines canarios son potentes y muchos tuvieron que irse durante la crisis. Ahora he querido que el proceso sea al revés”, dice con la mente puesta ya en los próximos pasos del jovencísimo colectivo: la recuperación y re-adaptación de 15º al oeste, obra que originalmente montara la creadora Paloma Hurtado para Tenerife Danza Lab (precedente de Lava), que se estrenará este domingo a mediodía en el FAM Tenerife, y la primera obra que Abreu montará personalmente para ellos, que versará vagamente sobre la sombra y el mito de la caverna de Platón, con estreno previsto este verano dentro del Festival Mapas.

“Es la imagen que tengo, siempre arranco desde una idea así. Pero en mi trabajo las ideas del inicio son caminos, nunca el fin. Me los estoy llevando a mi territorio. Si en algo soy bueno es en eso, en saber llevar a los bailarines hacia un territorio diferente al que suelen bailar, me gusta sacarles de su zona de confort”.

Aventura institucional

“No busco nombres ni coreógrafos conocidos”, dice sobre los mecanismos de selección para el repertorio. “No me importa que estén alejados de lo mediático si tienen algo que aportar. Trato de mirar desde otro ángulo. No voy a la moda sino a la universalización del hecho creativo. Me interesa el creador, independientemente de si es coreano, japonés o israelí”.

Con décadas de trabajo a cuestas, siempre desde la fragilidad y peligro de extinción que supone llevar una compañía propia en España, Abreu se ha sentido fuerte ahora para emprender una aventura institucional mayor como Lava. La experiencia hace la diferencia, y el creador parece tener siempre los pies en tierra, excepto cuando baila. “No me regodeo en el éxito ni en el fracaso. He hecho más de 60 creaciones. Hay algunas, como Perro o La desnudez, que conectan con todos, veo la misma reacción en Cuba que en Andalucía, son obras que se universalizan solas. Pero hay otras que no, obras con las que no he tenido tiempo suficiente para trabajarlas o con las que me he sentido vulnerable, y entonces salen rápido del repertorio. Pero no dramatizo. Es una obra que nació así y ya está. Con ella algo he aprendido, y pasamos a la otra”.

“¿Contento?” es la pregunta. Y la respuesta llega después de una pausa larga. “Tengo una posición privilegiada. Hago algo que funciona pese a que tiene la etiqueta de no ser fácil. Mi trabajo está presente en los festivales que me gustan. Hay resultados y los veo. Pero no es fácil. Me levanto cada día con las mismas preocupaciones y ocupaciones. Estoy contento, sí, con los logros, con que exista Lava, con que haya tenido la oportunidad de asumir la dirección artística de una compañía institucional. Pero esta posición también genera mucha envidia, te pone en un contexto en el que se te ataca personalmente, cuando no has hecho nada para quitar a nadie de su puesto. Sientes las miradas de odio y a mí eso me afecta. No hay derecho a que te duelan los logros. Llega un punto en el que no sabes quiénes son tus amigos y eso es jodido”, concluye con un aire más que de rabia, tristeza.

Apreciado lector


Son tiempos difíciles para la danza, para el periodismo, para la vida… La crisis del Covid-19 también está afectando a susyQ. No hemos podido editar nuestra revista en papel y no sabemos cuándo podremos volver a hacerlo. Por lo pronto seguimos en digital y solamente podremos continuar si nos apoyas. Por eso hoy pedimos tu ayuda, una colaboración voluntaria que nos permita seguir. Si tu situación no te lo permite, también lo entendemos. Nosotros seguiremos informándote…Gracias.


ESPECIAL DANCE FROM SPAIN 2019

Dance from Spain 2019

Descargar

Danza News

CENTRO CULTURAL TERRASSA

terrassa

AMBICIOSO CURSO INTENSIVO DE BALLET EN TERRASSA

El Centro Cultural Terrassa pone en marcha un ambicioso proyecto educativo de formación en ballet que sirve de puente hacia la vida profesional de jóvenes bailarines, bajo la dirección de Rodolfo Castellanos. Lee más...

Leer más...
 

REFORMULACIÓN DE PLATEA

inaem1

EL INAEM EMPIEZA A IMPLICARSE

Tras la avalancha de críticas y quejas del sector de las artes escénicas por la falta de sensibilidad del gobierno ante la crisis del coronavirus, el Inaem reformula el programa Platea

Leer más...
 

EL CORSARIO / JOSÉ CARLOS MARTÍNEZ

corsario

UNA DE PIRATAS EN ROMA

Aunque hubo suspensión por coronavirus, se pudo ver El corsario, en versión de José Carlos Martinez con el Bellet de la Ópera de Roma. Debió tener funciones hasta mañana

Leer más...
 
Volver