soliloquio1

Contaminados, fusionados, influenciados…

Cesc Gelabert, Jon Maya e Israel Galván unen talentos y despliegan su danza hasta mañana en Soliloquios, propuesta que anoche invadió los espacios del Museo Universidad de Navarra. Te lo contamos…

 

Texto_OMAR KHAN Fotos_MANUEL CASTELLS CLEMENTE

Pamplona, 24 de mayo de 2019

Es punto de partida un espacio, el del Museo Universidad de Navarra (MUN), ideado por Moneo, que alberga muchos espacios intencionadamente irregulares. En ellos residen obras de maestros pertenecientes a su colección permanente. Y desde anoche y hasta mañana, tres coreógrafos y bailarines superlativos les hacen visita y se ponen a bailar en su casa. Intervienen su espacio, alteran su tranquilidad y conversan tranquila o eufóricamente con las obras. Cada uno hablando su propio lenguaje.

La dureza y rudeza de Antoni Tapiés parece suavizar sus formas agrestes cuando Cesc Gelabert (Cataluña), todo elegancia, baila su danza grácil entre (y para) ellas. Vibra la pintura de Palazuelo en las paredes cuando Isreal Galván (Sevilla), con la ferocidad acostumbrada, descarga adrenalina en un solo de flamenco híbrido, que es al unísono humor y tragedia, mientras que Chillida, en una tercera sala, parece guiar la delicadeza y precisión en la danza de Jon Maya (País Vasco), que aparece fuertemente salpicada de aurresku, baile tradicional vasco que es especialidad del director de Kukai, auténtico impulsor de Soliloquios, esta experiencia coreo-museográfica única e irrepetible que culmina con los tres artistas bailando juntos, arropados ahora por la impactante y de alguna manera desoladora instalación sobre la tragedia del inmigrante El punto de no retorno, de la artista peruana Cecilia Paredes, en exhibición temporal en el MUN, de Pamplona, estos días.

soliloquio2

Jon Maya afina, agudiza y expande las posibilidades de su fórmula de neofolk, que es la base sobre la que trabaja Kukai, agrupación originalmente especializada en las complejas danzas tradicionales vascas que suele plantear a coreógrafos contemporáneos ajenos el reto de crear para ellos bajo condición de explotarles este potencial pero sin perder su propia personalidad artística, forzando así fusiones insólitas. Cesc Gelabert, que ahora se suma encantado a este nuevo desafío, ya pasó por la experiencia, mientras que Erritu, la obra ritual que recientemente les ha montado Sharon Fridman, acaba de ser recompensada con el Premio Max a la Mejor Coreografía.

Pero el detonante de Soliloquios vino del MUN, que aparte de albergar un teatro en el que se programa regularmente danza, ha tenido el empeño de conectar la danza de manera natural con su propia colección permanente. El año pasado fue el gesto urbano y desenfadado de Dani Pannullo y en esta ocasión José Manuel Garrido, director de Artes Escénicas y Música del museo navarro, llamó a Jon Maya que, viendo los espacios, no pudo resistir la tentación de invitar a Gelabert a bailar y crear la estructura coreográfica y a Israel Galván a participar en el proyecto.

Se gestó así este duelo de titanes dispuestos a deconstruir el aurresku en las salas del museo. El público dividido en tres grupos accede a cada sección que se repite tres veces en cada sala, hasta el momento final que reúne a audiencia y artistas en el espacio de la dramática instalación de Paredes, restos de una especie de naufragio.

El más comprometido con las danzas vascas, lógicamente, es Jon Maya. Gelabert crea similitudes y paralelismos entre su propio solo y el del bailarín vasco, presentándose hermanados. Galván, indómito, va por libre con su flamenco enérgico, quizá rompiendo la regla pero de ninguna manera desencajado o desprendido del todo, en parte por al apoyo decisivo de la música original del veterano compositor Luis Miguel Cobo, que propone una contaminación acústica constante y simultánea, que es intervenida por el frenético y estruendoso sonido corporal de Galván, ese zapateado, esas palmas y chasquidos, que se cuelan por las salas y se hacen parte de las otras dos coreografías. Ingenio y talento se dan la mano en esta experiencia curiosa, singular, innovadora…

susyQ TV

ANTONIO NAJARRO HACE BALANCE

A punto de culminar su gestión al frente del Ballet Nacional de España (BNE), el director artístico del ente público, que será sustituido la próxima temporada por Rubén Olmo, hace balance en primera persona sobre sus ocho años de gestión y nos adelanta en exclusiva sus planes de futuro.


Danza News

XVIII CERTAMEN BURGOS NEW YORK

burgos1

Mario Bermúdez triunfa en el Burgos/NY

El creador andaluz, ex bailarín de Batsheva, se lleva el primer premio del Certamen Burgos-New York, en el que también fue premiada la danza urbana de Premoh’s Cru

Leer más...
 

SOL PICÓ / FESTIVAL GREC

sol

Fiesta valenciana

Mañana se presenta en el Festival Grec, de Barcelona, Animal de sèquia, coreografía folclórico-festiva en la que Sol Picó saca la valenciana que lleva dentro

Leer más...
 

III MUESTRA DE DANZA CONTEMPORÁNEA

primario

Avalancha de danza

Mañana 8 de junio, frente al Museo Reina Sofía, se podrá disfrutar de manera gratuita de una amplia y ecléctica selección de danza nacional.

Leer más...
 
Volver