bolero1

Bolero gigante

Le preguntamos a Jesús Rubio Gamo cómo fue que el dueto Bolero se convirtió en Gran Bolero para 12 bailarines, y nos dio detalles. Mañana estrena en Teatros del Canal y sigue ruta en el Mercat de les Flors, el Festival Dansa València y el Festival Cádiz en Danza. Lee a Jesús Rubio en primera persona…

 

Texto_OMAR KHAN Foto_CLAUDIA CÓRDOVA

Madrid, 3 de abril de 2019

Annus horribilis

“Eran tiempos difíciles en 2016. No tenía mucho trabajo y lo que tenía montado [El rapto de Europa, Álvaro & Tania], no se movía. Había perdido la motivación y me hacía preguntas como porqué bailaba, para qué creaba… me sentía perdido. Entonces escuché Bolero y fue un impulso, uno de esos que hace que sigas adelante. Al mismo tiempo me vino la idea del solo Ahora que no somos demasiado viejos todavía. Eran distintas. Bolero, que originalmente surgió como un dueto bailado por Alberto Alonso y Clara Pampyn [hoy directores de Laimperfecta] suponía tirarse al vacío sin pensar en nada. El solo, que bailo yo, era más de trabajar, parar, pensar y ponerlo todo al servicio de quien yo era entonces. En este proceso me di cuenta de que lo que echaba en falta era el placer que sentía al principio, cuando bailaba desde la música, algo que para mí siempre fue importante. Se dice que lo ideal es tener compositores que trabajen para ti pero al final, muchas veces lo que ocurre es que formas parte de la investigación del otro. Y si te crean una música que no te ayuda en la creación, es fácil perderse”.

Bolero

“En mis primeros tiempos de bailarín, Bolero me gustaba tanto como Satie, Albéniz o El lago de los cisnes. Cuando era un estudiante me gustaba mucho oír esa pieza, pero la verdad es que entonces no sabía qué podía hacer con ella. Hay muchos caminos que te permiten relacionarte desde la danza con esa música, por eso se ha hecho tanto. Ahora tengo esas herramientas. La pulsión siempre estuvo pero ahora creo que sé cómo puedo lidiar con ella. Esta reaparición de Ravel en mi vida ha sido pura casualidad. La verdad es que lo que yo estaba pensando era hacer un dueto sobre boleros latinoamericanos [y se ríe como avergonzado]. Me fui a Google puse “boleros” y lo primero que apareció fue Ravel. Volví a escucharlo y sentí que era eso lo que estaba buscando. Y quizá porque llegué de esa manera nunca tuve el miedo que supone coreografiar Bolero, una música que ha generado coreografías muy famosas. Cuando sonó en el estudio vimos que nos funcionaba, era tan positivo y estimulante que no reparamos en que se trataba de Bolero. Yo no pensaba en lo que podía aportar como coreógrafo tras tantas coreografías célebres sobre esa música. Lo que de verdad me importaba era lo que Bolero me estaba aportando a mí en aquel momento. Solo después de tener todo encaminado me detuve y pensé ¡madre mía, estoy coreografiando Bolero! También es verdad que para ese momento tenía un material de improvisación que me gustaba mucho y aunque quería incluirlo lo tuve que desechar, porque en el fondo, Bolero es una cárcel”.

Gran Bolero

“¿Qué cómo creció a 12 bailarines? Pues también es una anécdota ridícula [vuelve la risa avergonzada]. Teníamos una función del dueto y Clara no podía, así que hice una audición y se presentaron 20. No cogí a ninguno pero los vi a todos juntos haciéndolo y sentí las posibilidades que tenía si crecía el número de intérpretes.  Pero los 15 minutos que dura Bolero eran muy poco tiempo para lo que me interesaba, yo quería explorar la resistencia, qué pasaba en la extenuación, qué ocurría cuando llegaba el cansancio y la danza debía seguir, qué pasaba con el intérprete, qué decisión debía tomar en el momento del agotamiento: seguir como pudiera o parar. Un número mayor de bailarines y una música más larga me podría dar la clave para jugar al relevo. Si cuando ya no puedes más entra otro y te releva, tú entonces podrás descansar y continuar cuando tu sustituto esté agotado. Eso hace que la energía de la pieza no baje, que se mantenga viva, pero también quería relacionarme y explorar lo que pasa con los que se quedan atrás en una maratón como ésta. Al final es una obra sobre el placer de bailar y lo que ocurre cuando ese placer se acaba. Partimos de una estructura sencilla que se hace compleja, que explora los límites del bailarín, que parece retarlos y preguntarles ¿hasta cuándo puedes aguantar? Como indicaba, para conseguir esto necesitaba que la música durara más y es aquí cuando entra el compositor José Pablo Polo, que ha compuesto una partitura original a partir de Ravel. Así hemos conseguido extender el material musical hasta los 50 minutos”.

Madrid/Barcelona

“Llamé a muchas puertas para poder realizar Gran Bolero y no tuve mucha suerte. Por entonces me dieron la residencia en Centro de Danza Canal y me metí en el proyecto de Danzas del Sur de Europa, que al final no terminé. Pero noté que había interés en mi trabajo y surgió entonces esta idea de ponerla en pie como una alianza entre Teatros del Canal, de Madrid, y el Mercat de les Flors, de Barcelona, lo que nos ha permitido hacerla entre las dos ciudades, con seis bailarines de aquí y seis de allá, gestándola en residencias en las dos casas. Ha sido un proceso bonito, se han conocido, se han relacionado, han surgido sinergias entre ellos”.

bolero2

La ruta del Gran Bolero

Del 5 al 7 de abril en Teatros del Canal (Madrid). 9 de abril en el Teatro Principal (Valencia), en el marco del Festival Dansa Valéncia. Del 17 al 19 de mayo en el Mercat de les Flors (Barcelona). 15 de junio en el Teatro Falla, en el marco del Festival Cádiz en Danza.

Danza News

III MUESTRA DE DANZA CONTEMPORÁNEA

primario

Avalancha de danza

Mañana 8 de junio, frente al Museo Reina Sofía, se podrá disfrutar de manera gratuita de una amplia y ecléctica selección de danza nacional.

Leer más...
 

GÖTEBORG BALLET

gotebrog

CUIDADO TE CAES

El Göteborg Ballet, de Suecia, llega esta semana a Teatros del Canal (Madrid, 25 y 26 de abril) y al Centro Baluarte de Pamplona (30 de abril) con un programa doble, que incluye piezas de riesgo de Sharon Eyal y Demian Jalet

Leer más...
 

TONI JODAR / EXPLICA DANSA

toniok

¿Quién dijo que la danza era complicada?

La que ofrecerá Toni Jodar el miércoles 24 de abril a las 19h en el Museo Reina Sofía no es la típica conferencia de señor con corbata. Desde su experimentado cuerpo de bailarín, el creador catalán explica (y baila) las bifurcaciones de la danza de hoy

Leer más...
 
Volver