loco1

EL MOLINERO QUE NO FUE 

El BNE repone ‘El loco’. El momento es propicio para recordar la triste historia que le inspira, la de Félix Fernández, el sevillano que se creía llamado a protagonizar ‘El sombrero de tres picos’. Te lo contamos…

 

Texto_OMAR KHAN Fotos_MERCEDES BURGOS

Madrid, 06 de diciembre de 2022

Nadie sabrá nunca lo que estaba pasando por la cabeza del bailaor Félix Fernández García (Sevilla, 1893 – Epson, Gran Bretaña, 1941), aquella noche delirante de 1919 en la que se puso a bailar la farruca, desnudo y mugriento, sobre el altar mayor de la muy célebre Iglesia Saint-Martin-in-the-Fields, de Londres. La misma hazaña dancística que intentaba imitar, limpio y triunfal, Leonide Massine, estrella de Los Ballets Rusos de Diaghilev, no muy lejos de allí, en el Teatro Alhambra, donde se había estrenado El sombrero de tres picos, la coreografía que el joven Félix, apodado El loco, creía que iba a protagonizar él.

Tampoco se sabrá jamás los términos reales del acuerdo al que habían llegado, tiempo antes, el gran Diaghilev, amigo del Rey de España, y el joven y desconocido bailaor sevillano, que tras desbordarse con su farruca en una actuación en el Café Novedades, dejó sorprendido al empresario ruso, que andaba por Madrid junto a sus dos primeros bailarines, el también coreógrafo Massine y la diva Tamara Karsavina, ultimando detalles de este ballet de inspiración española. Se trataba de una ambiciosa producción que ya contaba con participación de Picasso en los trajes y decorados, y con Manuel de Falla en la partitura.

Aunque no se descarta que el ofrecimiento se limitara a ser el del maestro que daría a la compañía el aire español requerido, Félix siempre creyó que se le contrataba para bailar El Molinero, personaje central del ballet. Ya en Londres, días antes del estreno y convencido al fin de que él no sería, desapareció. Engullido por las calles sombrías de la ciudad ajena, vagó hasta su detención en la famosa iglesia. Entonces lo encerraron en el Sanatorio de Epson, donde le diagnosticaron esquizofrenia catatónica. Allí permaneció 22 años largos rumiando su fracaso, regodeándose en el dolor y asaltado por la locura, a veces lúcido, a veces ido…

Pero la imaginación y la creatividad rellenaron los vacíos, cuando en 2005, el Ballet Nacional de España (BNE) estrenó en el Teatro Real, de Madrid, El loco, un ballet sobre otro ballet y el artista que elucubraba sobre lo que pudo ser y no fue. Aquel montaje supuso una conjunción de talentos que se unieron para recrear la peripecia trágica de ese Félix enigmático, sí, pero también para subir al escenario una metáfora sobre el artista y sus fantasmas, sobre lo nefasta que puede ser la repercusión del fracaso.

 

loco2

 

La vuelta del loco

Idea original, libreto y dirección de escena corrieron a cargo de Paco López, la coreografía fue de Javier Latorre y la iluminación de Nicolas Fischtel. Mauricio Sotelo puso música a la desesperación, angustia y locura, Juan Manuel Cañizares ilustró con su composición los momentos flamencos y festivos de los primeros cuadros, mientras que Manuel de Falla prestó su Sombrero de tres picos a la recreación de su célebre ballet, ahora al servicio de otro.

Hoy, 18 después, el mismo equipo vuelve sobre el escenario del Teatro de la Zarzuela, de Madrid, donde se estará reponiendo del 09 al 22 de diciembre, por iniciativa del director artístico del BNE Rubén Olmo, que se ha reservado el papel de Diaghilev, mientras que Félix, el gran protagonista y uno de los pocos masculinos del vasto repertorio de la compañía, lo alternarán José Manuel Benítez, Eduardo Martínez y Albert Hernández.

“Yo vi El loco en el Liceu, de Barcelona, y me enamoró. Tenía claro desde que llegué a la dirección artística del BNE, que esta obra tenía que volver. En su momento tuvo buenos escenarios: el Real, El Liceu, La Zarzuela, el Festival de Jerez… pero al ser estrenada justo en un cambio de dirección de la compañía [de Elvira Andrés a José Antonio], tuvo poco recorrido”, relataba la semana pasada Rubén Olmo, a propósito de la reposición.

“Ya no existen las grandes compañías, por lo cual volver a hacer un ballet de las dimensiones de El loco, es algo que solamente se puede permitir el BNE. Es un gran privilegio” puntualizaba el coreógrafo Javier Latorre y admitía: “He hecho más de sesenta creaciones pero ésta es la más difícil de toda mi carrera”.

Indicó, además, que se habían permitido hacer algunas modificaciones sobre el original. “Esta nueva oportunidad nos ha hecho ver la obra de una forma diferente, así que hemos hecho algunos cambios. La hemos recortado, se ha intervenido la música y coreográficamente cuenta ahora con más bailarines”.

ESPECIAL DANCE FROM SPAIN 2023

Dance from Spain 2023
Descargar

Revista MTD Legacy, Academia de Teatro y Danza de la Universidad de las Artes de Ámsterdam 

Cover DFS 2021
Descargar

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN

 

Suscríbete a susyQ

¡Y recibe la revista en tu casa!
Puedes pagar con Paypal o con  tarjeta de crédito:
 

Suscripcion SusyQ

 

Danza News

XVIII BIENAL DE LA DANZA

trajalvenice

CRISTINA CAPRIOLI Y TRAJAL HARRELL SE LLEVAN LOS LEONES DE VENECIA 

La relevante bienal de la danza ha distinguido a la artista italiana con el León de Oro y al norteamericano con el de Plata. Te lo contamos…

Leer más...
 
ANTONIO RUZ / FAHMI ALQHAI

gugurmbe2024

VUELVE GUGURUMBÉ 

En única función mañana, en el Auditorio Nacional de Música, de Madrid, se podrá ver una vez más ‘Gugurumbé, las raíces negras’, que supuso una alianza entre Antonio Ruz y Accademia del Piacere. Te lo contamos…

Leer más...
 
PRELJOCAJ / TEATRO DE LA MAESTRANZA

angelincisnes

ODETTE ECOLOGISTA 

Se presenta hoy y mañana en el Teatro de la Maestranza, de Sevilla, el muy original ‘Lago de los cisnes’, de Angelin Preljocaj, que da un vuelco ecológico y político a la historia, suponiendo que hay petróleo bajo esas aguas. Te lo contamos…

Leer más...
 
Volver