cristalB

GISELLE AUDIOVISUAL 

Ya disponible en Netflix ‘Las niñas de cristal’, drama sobre el ballet, en el que Antonio Ruz firma las coreografías. Nos ha contado la experiencia…

 

Texto_BEGOÑA DONAT Fotos_MANOLO PAVÓN

Madrid, 13 de abril de 2022

El director Jota Linares tomó como punto de partida para su última película, Las niñas de cristal, las notas que tomó durante el rodaje de su ópera prima, Animales sin collar, donde señalaba que vivió su debut abrumado por sensaciones de miedo, angustia y parálisis. Su nueva propuesta, ya en emisión en Netflix, retrata la desazón que sufren dos bailarinas interpretadas por María Pedraza y Paula Losada en su preparación para el estreno de una producción de Giselle a cargo del Ballet Clásico Nacional.

Como el realizador y sus protagonistas, el creador que ha ayudado a dar veracidad a la trama y solidez a las coreografías, Antonio Ruz, también se ha sentido desbordado por el temor y la ansiedad a lo largo de su trayectoria. “Nuestro arte se mimetiza con nuestra vida en muchas ocasiones, y a veces nos entregamos tanto, ponemos tanta energía y amor, le dedicamos tanto tiempo, que dejas una parte de ti”, explica el Premio Nacional de Danza 2018, un bailarín que en las tres décadas de dedicación a su oficio ha ido reviviendo esa inseguridad toda vez que ha cambiado de registro.

Ruz acumula un bagaje como coreógrafo en el que se han ido sucediendo y combinando el clásico con el flamenco y el contemporáneo. Su último tanteo es el audiovisual. En 2020 estrenó on line una pieza grabada durante la pandemia con un móvil en un cortijo, Soliloquio. A esta primera experiencia le sucedió Aún, registrada en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, donde hacía repaso a los 10 años de su compañía con una compilación de coreografías. En esa casa se produjo el estreno de esta película, una producción de Elamor, que volverá a proyectarse allí los días 27 y 29 de abril coincidiendo con el Día Internacional de la Danza.

“Hay varios tipos de creadores: los que encuentran una fórmula o un estilo y lo desarrollan hasta el infinito y los que participamos en proyectos de índole muy diversa. A mí me estimula estar desviándome constantemente. De hecho, como bailarín vengo de un eclecticismo”, reconoce el cordobés, quien avanza que su colaboración para la producción de Netflix no va a ser su única incursión esta temporada en plataformas. En estos momentos participa en los ensayos de una serie nueva a cargo de Miguel del Arco para ATRESplayer, Las noches de Tefía.

 

CristalA

 

Dignificar el encargo

Cuenta Antonio Ruz (en la foto sobre estas líneas) que hay proyectos donde se siente más expuesto por sentirlos más suyos, pero que en el caso de Las niñas de cristal se trata de un encargo que ni firma ni dirige. Así y todo, ha vivido el largometraje de una manera muy cercana y aplaude la honestidad de Linares, “ya que a través del ballet, plasma la inseguridad y el bloqueo que sienten los artistas”.

El cine acostumbra a retratar la danza en atmósferas malsanas, con relatos vinculados al terror o al trauma. No es un aspecto que moleste a Ruz, quien compara con guiones ambientados en el universo de otras artes, como la pintura y la música, “de las que el cine de ficción se sirve para plasmar los conflictos del ser humano”.

Cuando leyó el guion, no obstante, reparó en que había cierta exageración de dinámicas en la carrera de una bailarina clásica, pero le compensaron los momentos de gran belleza con los que se plasma la danza. Para abordar algo tan delicado como el rigor que se exige a los elencos de las grandes compañías, el bailarín mantuvo largas y honestas conversaciones con el cineasta.

“He sido testigo desde mi propio cuerpo de escenas y situaciones muy duras, de maneras de dirigir compañías muy inadecuadas, pero son extremos que siguen sucediendo también en la ópera y en la música clásica. Es mucha la exigencia y se llega a lugares que rozan lo inhumano”, expone.

Como comparte, su colaboración no solo se limitó al diseño de las coreografías, sino que junto a la bailarina y coreógrafa Begoña Quiñones, participó en dinámicas de clases y ensayos para poder indicar a los protagonistas dónde se coloca el coreógrafo, dónde el pianista, cómo se marca el ritmo e incluso proponer movimientos de cámara. “Son detalles de lo cotidiano en la danza, de modo que si cualquier bailarín ve la película la sienta real”.

 

cristalC

 

Giselle en Andalucía

La tragedia de Giselle es la columna vertebral de la película, la nutre de metáforas, de enajenación y de muerte. Curiosamente, Antonio Ruz barajaba hacer una revisitación del clásico romántico desde hace años, pero trasladando la historia decimonónica a su infancia en un pueblo andaluz. Las niñas de cristal plasma esa idea con detalles como una casa blanca encalada. La película se sirve de la estructura del ballet original y está dividida en dos actos, uno inicial de corte luminoso y uno final oscuro y funesto.

Coreografiar la obra a retazos en lugar de en su totalidad, le ha resultado a Ruz muy difícil, puesto que debía plasmar el viaje de los personajes de manera fragmentada, con partes que constan de fallos, caídas y repeticiones en los ensayos y otras que se ejecutan sobre el escenario y con el vestuario, con público y orquesta. A este compendio de piezas la ha añadido otra más libre, donde libera a las protagonistas del maillot y del tutú. En esta coreografía, Pedraza y Losada parecen levitar sobre el agua en un momento de ensoñación que realza su profunda amistad. Es una secuencia menos académica, en coherencia con el gusto del creador cordobés por los cambios de registro.

Las niñas de cristal, ya disponible en Netflix.

ESPECIAL DANCE FROM SPAIN 2021

Cover DFS 2021
Descargar

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN

 

Suscríbete a susyQ

¡Y recibe la revista en tu casa!
Puedes pagar con Paypal o con  tarjeta de crédito:
 

Suscripcion SusyQ

 

Danza News

NÜRNBERG BALLETT

goyom

NÚREMBERG SIGUE ENAMORADA DE GOYO MONTERO

El Ballet bávaro renueva hasta 2028 el contrato del creador madrileño como director, cargo en el que ya lleva quince años. Lee más…

Leer más...
 

FESTIVAL LEKUZ LEKU

lekuz22

LA DANZA VUELVE AL PASEO ABANDOIBARRA

El Festival Lekuz Leku volverá a sorprender al transeúnte del célebre paseo de Bilbao con innovadoras propuestas de danza. Te contamos todo lo que va a ocurrir…

Leer más...
 

XIX TRAYECTOS

trayectos22

ZARAGOZA ES UN LINÓLEO 

Vuelve esta semana el Festival Trayectos, iniciativa que desde hace 19 años llena de danza espacios públicos de la capital aragonesa. Te contamos su oferta…

Leer más...
 
Volver