hay2

WHAT IF...? 

El Mercat de les Flors dedica una Constelación al trabajo de Deborah Hay, pionera de la danza posmoderna americana que fue artista Asociada del Cullberg sueco. En exclusiva, hablamos con la legendaria creadora. Léelo…

 

Texto_BEGOÑA DONAT Foto_CAMILLE BLACK

Madrid, 25 de noviembre de 2021

Deborah Hay (Brooklyn, 1941) es leyenda viva y activa de la danza. De ahí que en la selección de piezas con las que la Constelación del Mercat de les Flors de Barcelona le rinde tributo  desde el 27 de noviembre y hasta el 03 de diciembre (después de posponerla el año pasado por la pandemia), no sólo se haya programado la pieza que montó para Cullberg, Figure a Sea, sino que ella misma subirá al escenario a sus 80 años para interpretar su acción poética y política A lecture on the Performance on Beauty y el solo my choreographed body… revisited.

Su carrera profesional está jalonada de nombres mayúsculos de las artes del pasado siglo. En los sesenta fue miembro fundador del revolucionario centro artístico Judson Church Dance Theatre de Nueva York, donde se gestó la posmodernidad, ha sido bailarina para Merce Cunningham, colaboradora de John Cage y Robert Rauschenberg, y coreógrafa para Mikhail Baryshnikov. Pero bien podría formularse este acercamiento a su figura en el sentido contrario. Todos estos primeros espadas de la contracultura hibridaron sus ingenios a la luz de la radicalidad de una pionera en la incorporación de los movimientos cotidianos a la expresión dancística.

La metodología de Deborah Hay con sus bailarines, aún vigente, pretendía romper con los hábitos usuales para tenerlos en escena siempre alerta y asertivos. Distanciarlos del cuerpo entrenado y acercarlos al cuerpo cotidiano. Su máxima se concentraba en una pregunta: “What if…? (¿Qué pesaría si…?)”, una interrogante siempre en la cabeza del intérprete, que le permite actuar y reaccionar desde el gesto y movimiento cotidianos. Como todos los miembros de la Judson, Deborah Hay también tiene mayor apego y fascinación por el proceso que por el resultado.

Durante tres años fue Artista Asociada del Cullberg sueco, por invitación de su saliente director artístico, el holandés Gabriel Smeets. Para ellos creó varios trabajos, incluida la pieza de gran formato Figure a Sea, y en esa casa se reactivó como intérprete son algunos solos. La Constelación Deborah Hay del Mercat de les Flors condensa en pocos días todo este legado.

¿Qué importancia tiene la noción de legado en sus creaciones actuales?

Yo asocio la palabra legado a la inmovilidad y a mí me preocupa abrir el concepto hacia un futuro vivo, no como la presencia del pasado en el futuro, sino del presente en el porvenir. Porque mi trabajo es así, no está fijado ni improvisado sino coreografiado de tal manera que demanda al intérprete una práctica más que un baile.

Tras participar en una gira con la Cunningham Dance Company, se lanzó a crear sus propias piezas distanciada de la estructura clásica de una compañía de danza. ¿Qué fue lo que le impulsó?

Bailar con Cunningham fue bastante traumático. Trabajar con él era realmente difícil. Me sentía tan incómoda trabajando en su compañía… Respetaba su trabajo, pero yo era muy joven, solo tenía 22 años, y muy insegura. Según mi propia apreciación, nunca era lo demasiado buena. Y esa es una sensación horrible cuando bailas frente a 2.000 personas. Esa falta de confianza en mí misma era insoportable. Para entonces, en 1961, ya estaba emocionada con desarrollar mis propias creaciones.

 

hay1

 

¿Le ayudó la experiencia en Judson para no sentirte abrumada por la opinión del público?

Las piezas que hice en Judson estaban basadas en pequeñas composiciones musicales de John Cage. Él fue el que me permitió jugar, sentir que no tenía que hacer ni decir nada. Tanto a mí como a Robert Rauschenberg y a Alex Hay, nos brindó las herramientas para no tomarnos en serio, para disfrutar del proceso de crear arte sin la obligación de expresarnos.

¿Erais conscientes de la confluencia de talentos en todos los ámbitos del arte del que formabais parte?

No. De ningún modo.

Después pasó a coreografiar solos para artistas notables como Baryshnikov. ¿Cuán diferente es cuando lo hace para usted misma?

Es maravilloso. Cuando represento uno de mis solos no siento miedo, llevo 50 años aprendiendo cuando bailo, pero cuando es otro el que baila una coreografía mía, me siento al borde de la butaca comiéndome las uñas. Eso te puede dar una idea de la diferencia…

Entonces, ¿cuál es el atractivo de coreografiar para grandes elencos, como es el caso de su colaboración con Cullberg?

En el campo de la danza es inusual trabajar con individuos de la manera en que lo hago yo, es una aproximación diferente. Estos últimos años trabajo con profesionales muy experimentados. Si fuera el tipo de coreógrafa que controla su manera de moverse podría confiar en la forma en que ellos bailan, podría enseñarles, entrenarles para moverse de una manera determinada, pero no es lo que hago. No puedo controlar sus vidas y suben con ellas al escenario, así que me pongo muy nerviosa.

Los elencos de las compañías de danza como Cullberg están acostumbrados a bailar lo que se les indica. ¿Cómo reciben los retos que les propone?

Tengo un 98% de su apoyo. Siento, y me han transmitido, que están emocionados con los retos que les he planteado. Les he pedido pruebas imposibles, de modo que ha sido maravilloso ver cómo han madurado y lidiado conmigo.

He leído que no le gusta trabajar con música, pero en Figure a Sea cuenta con banda sonora de Laurie Anderson…

No me gusta porque pienso que la danza se puede reivindicar a sí misma como arte. No me interesa situar mis coreografías al pie de la música, pero trabajar con Laurie fue una gran oportunidad, porque me encanta su trabajo. La experiencia resultó ser bastante abierta, casi no colaboramos: ella vino con unos sonidos que el ingeniero de sonido de la compañía trabajó y ya. En mi última pieza para el Cullberg, el solo Horse, trabajé con Graham Reynolds y ha sido lo peor que he podido hacer en términos de reto. Mi mayor temor como creadora era trabajar con un compositor excelente, pero el trabajo de Graham es fantástico. Odié complicarme la vida de esta manera, pero lo hice y funciona de una manera bellísima.

En Barcelona interpretará otro solo, my choreographed body… revisited. Me recuerda a aquella frase del filósofo griego Heráclito de Efeso, según la cual, nadie puede bañarse dos veces en un mismo río. ¿Se puede decir que cada interpretación de esa pieza es diferente?

Como dice el título, en cada función revisito mi cuerpo coreografiado. Una y otra vez soy diferente, porque a medida que practico, aprendo. No me puedo creer lo mucho que hay para aprender cada día de las cosas más sencillas.

¿Cómo ha vivido la despedida de sus tres años de colaboración con el Cullberg, donde ha sido Artista residente?

Ha sido un gran regalo, porque como artista independiente, en EE.UU. no estoy en una posición para disponer de una financiación con la que sacar adelante colaboraciones. Estar asociada artísticamente a Cullberg me ha permitido disfrutar de oportunidades a las que nunca accedí en el pasado. Estoy muy agradecida por ello.

*Constelación Deborah Hay. Cullberg (Suecia). Mercat de les Flors (Barcelona). The Match, los días 27 y 28 de noviembre. Figure a Sea, del 2 al 4 de diciembre. El solo A Lecture on the Performance…, el día 3 de diciembre y el solo my coreography body… el 4 de diciembre.

ESPECIAL DANCE FROM SPAIN 2021

Cover DFS 2021
Descargar

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN

 

Suscríbete a susyQ

¡Y recibe la revista en tu casa!
Puedes pagar con Paypal o con  tarjeta de crédito:
 

Suscripcion SusyQ

 

Danza News

XXXI CERTAMEN DE DANZA ESPAÑOLA

cazorla

EL PREMIO DE LA DANZA ESPAÑOLA SE NOS FUE A TAIWÁN 

Hsueh Yu-Isien y Cristina Cazorla resultaron triunfadoras anoche en el célebre certamen de danza española y flamenco de Madrid. Te contamos todo el palmarés…

Leer más...
 

AMERICAN BALLET THEATRE (ABT)

abt

SUSAN JAFFE, NUEVA DIRECTORA DEL ABT

La que fuera estrella de la gran compañía neoyorquina, asumirá la dirección a finales de este año. Te lo contamos…

Leer más...
 

AHORA DANZA 2022 / CICUS

cicus

DANZAR EN CONVIVENCIA 

El CICUS, Centro de Iniciativas Culturales de la Ciudad de Sevilla, acoge de nuevo durante este mes de mayo en sus instalaciones el ciclo Ahora Danza. Te lo contamos…

Leer más...
 
Volver