manuela

BELLEZA EN LAS CICATRICES 

Quisimos saber lo que ha motivado a Manuela Nogales para su obra Poéticas en las sombra, que estrena mañana en el Teatro Central, y estas hondas reflexiones nos ha dejado…

 

Texto_BEGOÑA DONAT Foto_ LEHONIDAS BOSKOVEC

Madrid, 18 de diciembre de 2020

El arte milenario japonés del kintsugi consiste en cubrir con oro las grietas de la cerámica rota a fin de resaltar la hermosura de sus imperfecciones. Esta metáfora de la belleza en las cicatrices ha inspirado a Manuela Nogales (Vizcaya, 1962) para su última creación, Poéticas en la sombra, que tendrá su estreno mañana, 19 de diciembre y pasado, en el Teatro Central sevillano, en horario covid de 12 del mediodía. Aunque nacida vasca, esta veterana creadora ha sido pieza clave en el desarrollo de la danza contemporánea en Andalucía, con una veintena larga de coreografías estrenadas, más de treinta años imparables, y un trabajo comprometido con la investigación, la experimentación y la búsqueda personal. Su nueva creación no es excepción. Aparece interpretada por cuatro bailarinas y tres músicos en directo, y pone en valor el aprendizaje de los errores al tiempo que reivindica el trabajo de las creadoras en los ámbitos de la música y de la danza.

¿DE QUÉ FORMA PRETENDE ARROJAR LUZ EN LAS SOMBRAS DE LA DESIGUALDAD?

Las compositoras y las coreógrafas nunca llegan a tener suficiente luz para brillar, así que mi objetivo es visibilizar su trabajo. Hay que seguir aquí y continuar hablando de la relegación de las mujeres a un segundo plano. Según cifras arrojadas el año pasado por el Ministerio de Cultura, las mujeres somos contratadas un 33,5% en actividades de creación artística y espectáculos. Las compositoras son invisibles, quizás en la danza no tanto, pero sí como directoras o en altos cargos.

¿CÓMO SURGIÓ LA COLABORACIÓN CON LA COMPOSITORA FINLANDESA KAIJA SAARIAHO Y LA SEVILLANA AFINCADA EN BERLÍN ELENA MENDOZA?

Por instinto y por búsqueda. Lo que me llevó a investigar fue mi propio desconocimiento de compositoras. Me apetecía trabajar con mujeres, experimentar sus mundos sonoros y ponerlas en valor. Le consulté a mi director musical, Manuel Busto, y me puso sobre la pista de estas dos compositoras de música contemporánea clásica con un trabajo muy nuevo de investigación.

¿LE MOTIVA TAMBIÉN IMPULSAR A LAS QUE EMPIEZAN O INCLUSO ANIMAR A LAS QUE NI SIQUIERA SE LO HAN PLANTEADO PORQUE NO TIENEN REFERENTES?

Nuestros trabajos son como piedras que tiras a un lago. No sé dónde van a llegar las ondas de esta obra, pero creo en profundidad que las artes mueven, conmueven y provocan efectos muy diferentes sobre la población, el propio sector y otros artistas.

¿QUÉ APRENDIZAJE HA EXTRAÍDO DEL ARTE DEL KINTSUGI?

La vida no la hacemos a nuestro gusto. Tenemos que ir adaptándonos y sacar rendimiento del aprendizaje. Y eso te lo da la madurez. Esta técnica va a la contra de la civilización del consumo, porque invita a no desperdiciar nada de lo que nos pase, a estar despiertos para reaccionar de manera diferente. Pero vivimos en el mundo del forever young. Lo noto mucho en la danza, sobre todo en las políticas culturales. Hay una generación en España de entre 50 y 60 años a la que no nos llaman. No se nos valora. Y no lo digo por relumbrón, sino porque tenemos la experiencia, sabemos las necesidades y podemos orientar en la mejora de las políticas culturales. La cultura la llevan personas que no saben de cultura. La programación va a lo rápido, a lo nuevo, a lo que da dinero. Todos los años quieren un estreno. El consumismo ha entrado en la cultura. Lo hizo con el término industria cultural, que personalmente me parece un error, porque en las artes no se trata de vender, sino de mostrar y compartir.

CON LA OBRA CON LA QUE CELEBRÓ LOS 20 AÑOS DE SU COMPAÑÍA, RUIDO & SILENCIO, EVOCABA LA NECESIDAD DE REBAJAR LA CRISPACIÓN EN LA POLÍTICA ACTUAL. ¿CÓMO LLEVA LA ESCALADA DE ESTOS MESES?

Con mucho desconcierto. Me he acordado de un refrán budista que dice: “No puedes calmar la tormenta, solo a ti mismo”. La situación que vivimos es tan compleja y extraña… Nos ha pillado a todos desprevenidos, pero tengo suerte porque ninguno de los míos ha estado enfermo. El encierro tampoco lo he llevado mal, porque me gusta estar en casa. Pero nuestro sector es de los más perjudicados en esta catástrofe económica. Los bailarines y coreógrafos no tenemos nada absolutamente. Yo no voy a tener jubilación ni sustento social, como sí lo tienen los bailarines en el resto de Europa. Cuando en España la política se dé cuenta de que la cultura es imprescindible, viviremos mejor y sus trabajadores habremos alcanzado nuestro estatus natural, compartiendo los mismos derechos que el resto.

Si compras desde aquí
... nos ayudas!

¡Gracias!

Si compras desde aquí
... nos ayudas!

ESPECIAL DANCE FROM SPAIN 2020

DANCE FROM SPAI 20-21

Descargar

Apreciado lector


Son tiempos difíciles para la danza, para el periodismo, para la vida… La crisis del Covid-19 también está afectando a susyQ. No hemos podido editar nuestra revista en papel y no sabemos cuándo podremos volver a hacerlo. Por lo pronto seguimos en digital y solamente podremos continuar si nos apoyas. Por eso hoy pedimos tu ayuda, una colaboración voluntaria que nos permita seguir. Si tu situación no te lo permite, también lo entendemos. Nosotros seguiremos informándote…Gracias.


Danza News

PRELJOCAJ / TEATROS DEL CANAL

lagopreljo

DESCUBREN PETRÓLEO EN EL LAGO DE LOS CISNES 

El Ballet Preljocaj trae al Festival Madrid en Danza su versión ecológica del célebre clásico. Te lo contamos…

Leer más...
 

TEMPORADA BBVA / PAR EN DANSA

coppepar

MUÑECA DANZANTE 

El coreógrafo Miquel G. Font estrena el domingo 18 su versión de Coppelia con los integrantes del PAR en Dansa, en el Centre Cultural Terrassa. Lee más…

Leer más...
 

WIM VANDEKEYBUS / DANSA QUINZENA METROPOLITANA

wimv

LO SALVAJE 

Regresa Wim Vandekeybus al Mercat de les Flors del 25 al 27 de marzo, con su nueva creación Traces. Lee más…

Leer más...
 
Volver