tinyA

¿POR QUÉ NO PASA NADA SI DEJAS DE VER "DELICADAS Y CRUELES", LA NUEVA SERIE DE BALLET DE NETFLIX?

 La plataforma la ha lanzado ayer, la hemos visto y esto nos ha perecido…

 

Texto_OMAR KHAN

Madrid, 15 de diciembre de 2020

Mencione un cliché del mundo del ballet y seguro habrá más de una alusión a él en alguno de los diez capítulos de Delicadas y crueles (Tiny Pretty Things), la serie norteamericana de ballet creada por Michael McLennan que Netflix ha lanzado ayer en su plataforma sin mucho bombo. Basada en la novela de Sona Charaipotra, que se ambienta en Manhattan, la serie ha trasladado la acción a Chicago pero no ha cambiado sustancialmente la trama y atinadamente sí ha cambiado el nombre de una de las protagonistas que se llamaba, nada menos, que Giselle, y ahora lleva el más neutral de Neveah.

Tiny Pretty Things tiene méritos formales en su realización, ambientaciones cuidadas y aparece muy bien fotografiado el mundo del ballet, con acertados momentos coreográficos. La selección de su cast cuenta con estupendos bailarines profesionales que defienden, unos mejor y otros peor, la parte actoral. Todos jóvenes y talentosos, destacando Kylie Jefferson, Barton Cowperthwaite, Daniela Norman, Casimere Jollette y Brennan Clost, entre un buen puñado de intérpretes.

Más de ocho horas escudriñando lo que ocurre en una prestigiosa y exclusiva escuela de ballet dan para mucho. Y Delicadas y crueles no pierde detalle, pero ocurre que lo que da de sí este submundo ya ha sido plenamente explotado. Fama (serie y película) sigue siendo el principal referente, con conflictos y situaciones que han sido abordados una y otra vez, de una forma o de otra, por muchas películas como El ritmo del éxito, Momento de decisión, The Company o la serie Flesh and Bone. Solamente ocurren cosas extraordinarias cuando en ese mundo cuelas asuntos que le son ajenos como el terror psicológico de Cisne negro, de Darren Aronfsky o el más extremo terror gore con brujas de Suspiria (tanto en el original de Dario Argento, de 1977, como en el reciente remake de Luca Guadagnino). Pero no es el caso de Delicadas y crueles, a pesar de su [fracasado] intento de thriller policial.

 

tinyB

 

Crimen y ballet

La serie es muy coral y explora diferentes ámbitos de la prestigiosa Escuela Archer de Ballet. Por un lado, los estudiantes con sus rivalidades, celos, ambiciones y desórdenes (sexuales, raciales, alimenticios, existenciales y pare de contar). Por otro, el del profesorado que oculta secretos y corruptelas, incluidos los tópicos escarceos sexuales entre maestros, directivos y coreógrafos con alumnos, que se extiende aún más allá hacia el círculo de los mecenas, unos tipos como Jeffrey Epstein, que condicionan sus ayudas monetarias a los favores sexuales de las alumnas más jóvenes. Y encima, se superpone una trama policial –que nunca termina de convencer- en la que una tenaz y atormentada detective investiga el asesinato de una alumna que ha sido arrojada desde el tejado en la efectista escena inicial.

Que toda la narrativa tenga tono de culebrón no se debe solamente a la decisión (económica suponemos) de Netflix de dejar el doblaje latinoamericano para España, lo que procura la extraña sensación de que todos los personajes son de México o aledaños, sino que la estructura, diseño de los personajes y situaciones, con un golpe de efecto tras otro, son más propios de las telenovelas.

Las alianzas y lealtades entre los personajes cambian constantemente. Ahora te odio, ahora te quiero y así todo el rato. Los malos son malísimos, los tontos son tontísimos, los buenos (que de estos hay pocos) son buenísimos. Y eso sí, hay sexo por todas partes, y todos con todos. Una de las locaciones favoritas es la sauna, cubículo caliente que le permite mostrar toda clase de desnudos gratuitos, algunos rozando el absurdo y otros la vergüenza. Y venga a tener sexo. En las habitaciones, en los baños, en las oficinas, en la azotea, en los bares, entre bastidores… en todos lados.

 

tinyC

El ballet duele

Pero más allá de estos vericuetos de guión y realización hay una malsana idea de fondo que aparece de manera intermitente, y de tan insistente, termina convertida en una verdad para la serie. Ya no es solamente que el mundo del ballet, en su naturaleza y en su totalidad, es tóxico, perverso y enfermizo sino que también es ingrato, castrador y, de manera inequívoca, ha de estar vinculado al sufrimiento físico y emocional. “La belleza es agonía. Si no duele, no sirve” suelta una de las bailarinas en su reflexión, y una amiga, convencida, le dice a la otra: “El maestro de ballet es el cerebro y tú solamente eres el cuerpo”. Son solo dos ejemplos pero ilustran algunas convicciones falsas de toda la producción. No. No es verdad que el ballet sea puro dolor físico y espiritual. Y no. No es verdad que un bailarín clásico (al menos hoy) sea un cascarón que se mueve como títere y no debe pensar. En fin…

El final, truculento como el inicio, deja abierta la puerta a una segunda temporada de esta serie que, para entendernos, es como Élite pero en una escuela de ballet. Habrá que ver. Con el poco entusiasmo en la promoción mostrado por Netflix, una segunda tanda de más de lo mismo no parece muy viable. Pero nunca se sabe.

Si compras desde aquí
... nos ayudas!

¡Gracias!

Si compras desde aquí
... nos ayudas!

ESPECIAL DANCE FROM SPAIN 2020

DANCE FROM SPAI 20-21

Descargar

Apreciado lector


Son tiempos difíciles para la danza, para el periodismo, para la vida… La crisis del Covid-19 también está afectando a susyQ. No hemos podido editar nuestra revista en papel y no sabemos cuándo podremos volver a hacerlo. Por lo pronto seguimos en digital y solamente podremos continuar si nos apoyas. Por eso hoy pedimos tu ayuda, una colaboración voluntaria que nos permita seguir. Si tu situación no te lo permite, también lo entendemos. Nosotros seguiremos informándote…Gracias.


Danza News

ACIELOABIERTO / CONVOCATORIA

acieloabierto1

ACIELOABIERTO BUSCA COREOGRAFÍAS 

La Red de Festivales de Danza inicia hoy su convocatoria 2021, que quedará abierta hasta el próximo 25 de enero. Lee más…

Leer más...
 

BMC STREAM

montecarlo

LES BALLETS DE MONTECARLO DESDE TODOS LOS ÁNGULOS 

Jean-Christophe Maillot deja hoy inaugurado en la red BMC Stream, un sistema multi-cámara que permite ver las coreografías como nunca antes...

Leer más...
 

LA TURBA / SALA ZM

bandera

AGITANDO BANDERAS

Mañana la Compañía La Turba estrena en Sevilla Anexo a mi bandera, de Carlota Berzal. Te lo contamos…

Leer más...
 
Volver