fabian

BAJA ESOS HUMOS

Se estrena esta semana MOI JE Humos, en Teatros del Canal. Hablamos con su autor, Fabian Thomé, sobre el ego, los humos y la manera de combatirlos. Léelo…

 

Texto_OMAR KHAN Foto_IGNACIO URRUTIA

Madrid, 5 de octubre de 2020

“Conexión y feeling. Eso es primordial”, asegura hoy convencido Fabian Thomé (San Juan de Luz, Francia, 1981). “Con mis bailarines trabajo la conexión más allá de lo físico. No pasos. Me gusta que investiguemos juntos, que emprendamos un viaje, que estemos conectados en una búsqueda”. Para él mismo no ha sido fácil llegar a este puerto. Empezó obediente con los estrictos rigores del flamenco, transitó por las acrobacias del circo (en Circo del Sol nada menos) y conoció la libertad creativa con Sidi Larbi Cherkaoui, figura rutilante de la danza belga, para quien estuvo bailando y aún mantiene un vínculo estrecho con su compañía Eastman. Se aventuró entonces en la coreografía, ejerciéndola desde la más auténtica libertad creativa. Sharon Fridman y, muy especialmente Carlos Fernández, consultor y amigo, lo ayudaron a dar el salto, traducido en varios trabajos de autoría propia y la fundación de Full Time, su joven compañía.

Aún en marcha, ese tránsito tiene una parada importante esta semana (7 y 8 de octubre, en Sala Negra de Teatros del Canal dentro del ciclo Baila Canal) con el estreno de MOI JE Humos, pieza para cuatro bailarines, incluido él (primero por la derecha en la foto), que tuvo su origen en el dueto MOI JE, ganador del Certamen Coreográfico de Madrid 2019 y que probablemente sea un peldaño más en una búsqueda que aún no acaba. “Lo seguiré trabajando, siento que esta obra es el principio de algo”, vaticina.

Moi Je en francés es expresión que significa ego. Y del ego y los humos, de la arrogancia y la soberbia, va su nuevo trabajo. Cuatro bailarines, cuatro maneras de abordar el ego. “No definimos si es bueno o malo”, advierte. “Recreamos cómo funciona el ego en sociedad, nos preguntamos qué significa triunfar, qué es ese querer estar, ese querer llegar a no sabemos dónde”.

Admite que él mismo se ha visto en alguna de las cuatro facetas del ego que muestra. A lo mejor tuvo que pasar por ahí para poder llegar a esta reflexión, que no es solamente postura escénica sino filosofía de vida. “Hay que vivir de otra manera, no ejecutando los códigos de lo que se espera que hagas”, dice sincero.

Orígenes flamencos

Era 1999. El Conservatorio Mairemma, de Madrid, recibía a un jovencísimo aspirante francés que, fascinado por el flamenco, quería estudiar danza española. Organizaron para él una audición excepcional previa a la audición de todos. Les interesó la manera de bailar de este joven, cuya fascinación por la danza se remontaba a cuando tenía siete años allá en el País Vasco francés. Le recomendaron, eso sí, que debía aprender a hablar español. Empezó allí la gran aventura de Fabian Thomé, bailaor. Tras el conservatorio, fue reputado intérprete de Joaquín Cortés, de Rafael Amargo y de Lola Greco.

Pero algo no iba bien del todo. “Me gustó mucho esta experiencia pero algo me faltaba. No podía ser yo, hay muchas reglas en el flamenco y yo soy más del feeling… era todo muy hacia el público, necesitaba algo más interno, que fuera más mío. Y siempre me había gustado esa libertad del contemporáneo, así que a mis 31 años decidí cambiarme”.

Se dice fácil pero doblegar un cuerpo flamenco y tirarlo hacia otro lado –cualquier lado- es tarea titánica. “Fue un cambio brutal a nivel corporal, un esfuerzo enorme. Me decían todos que estaba loco, que un cambio así era absurdo, pero yo soy cabezota. Admito que fue muy difícil pasar de un lenguaje a otro pero descubrí lo bueno y lo malo que hay en mi cuerpo. Fue una terapia, como un renacer. Porque para mí no se trata de ejecutar bien, eso me aburre, y este cambio me permitió conocer mis puntos débiles, en lo físico sí, pero también en lo psicológico. Soy pasional, soy nervioso, es así, es mi carácter”.

No obstante, del flamenco no reniega. Todo lo contrario. “El flamenco quedará siempre, está en mi cuerpo pero no creo que me ponga otra vez las botas y si lo hago será de otra manera. Pero en mis coreografías hay algo del espíritu flamenco, eso está ahí”, confiesa.

A lo de bailar puede que le quede menos. De hecho, la intención inicial era que ya no bailara en MOI JE Humos, pero cosas de una compañía joven, falló uno de los bailarines y ahí lo tendremos echando humo en escena. “Llego a los cuarenta el próximo año y me quiero montar un solo”, anuncia quizá como despedida de los escenarios.

Si compras desde aquí
... nos ayudas!

¡Gracias!

Si compras desde aquí
... nos ayudas!

ESPECIAL DANCE FROM SPAIN 2019

Dance from Spain 2019

Descargar

Apreciado lector


Son tiempos difíciles para la danza, para el periodismo, para la vida… La crisis del Covid-19 también está afectando a susyQ. No hemos podido editar nuestra revista en papel y no sabemos cuándo podremos volver a hacerlo. Por lo pronto seguimos en digital y solamente podremos continuar si nos apoyas. Por eso hoy pedimos tu ayuda, una colaboración voluntaria que nos permita seguir. Si tu situación no te lo permite, también lo entendemos. Nosotros seguiremos informándote…Gracias.


Danza News

PREMIOS NACIONALES DE DANZA 2020

premioN

JESÚS CARMONA E IRATXE ANSA, PREMIOS NACIONALES DE DANZA

 

Esta mañana se ha decidido otorgar a estos artsitas el galardón en las modalidades de Creación e Interpretación, respectivamente

Leer más...
 

ANOCHE EN MASPALOMAS

25masdanza

HOLANDA TRIUNFA EN EL 25MASDANZA

También recibieron premios en el certamen las propuestas españolas de Javier García, Fabian Thomé e Indalecio Séura. Te contamos el veredicto…

Leer más...
 

MANUEL LIÑÁN / CONDEDUQUE

 

manuelL

LOS LÍMITES DE LA VERGÜENZA

Sigue rompiendo convencionalismos Manuel Liñán, que mañana estrena su performance de nuevo flamenco La otra escena, en el renovado Centro Condeduque de Madrid. Te lo contamos…

Leer más...
 
Volver