veronalfuko

A PROPÓSITO DE KOVA

Fuimos a ver Fukuoka, miniatura de Marcos Morau, de La Veronal, en el Festival Dansa València, y nos provocó esta reflexión…

 

Texto_OMAR KHAN

Valencia, 11 de noviembre de 2020

Presentó ayer el valenciano Marcos Morau y su compañía barcelonesa La Veronal el dueto Fukuoka, en el Centre del Carme, en el marco del Festival Dansa València. Se trata de una pieza pequeña para espacio no convencional, que permite una aproximación con lupa a kova, ese lenguaje corporal de su invención ya indisociable de su estética, en el que la expresividad llega a través de tensiones, espasmos y un cierto aire robótico en el movimiento, que procura a sus bailarines un aspecto extraño, alejado del naturalismo y ajeno a los fluidos de la danza contemporánea al uso, reconvirtiéndoles en seres de otro mundo que imitan a los humanos, una sensación muy acentuada en Pasionaria, de carácter abiertamente galáctico, o en su novísima Sonoma, reinvención del folclore surrealista, que justamente mañana irrumpe en el Centro Condeduque de Madrid.

En producciones grandes para su compañía, como las dos citadas, ese vocabulario corporal se funde con una estética usualmente deslumbrante en puestas en escena ambiciosas donde dramaturgia, iluminación, escenografía y danza hacen alianza para materializar la ya reconocible (y reconocida) estética La Veronal. Pero Fukuoka es una miniatura (apenas 13 minutos) despojada y desnuda, que se sirve de lo mínimo: los cuerpos inquietos y expertos en kova, de las bailarinas Lorena Nogal y Marina Rodríguez, un espacio y, muy importante, una banda sonora de quejío y jaleo flamenco. Esta ausencia de recursos permite poner el foco en la danza, en el movimiento, y reparar en la complejidad e ingenio que esconde, tanto en los solos como en el todavía más complejo anudado de los duetos. En algún sentido, Fukuoka es básicamente una minuciosa aproximación/demostración del lenguaje kova. A no ser por la música.

Contrastar el imaginario visual al que remite la música flamenca con la frialdad robótica de kova (sin caer en la tentación de “aflamencar” su técnica para obligarla a encajar) parece una demostración y reafirmación de la versatilidad y posibilidades de su inventado lenguaje corporal, que se fusiona como camaleón a la música, sin apenas necesitar alusiones a la estética flamenca. Los lunares en los trajes quedan como un rastro, una lejana seña de identidad, pero lo que se impone es esta danza fragmentada, cubista y retorcida, es que sabe amoldarse y aprovecharse de una música que, en el inconsciente colectivo, está asociada a otra cosa.

Si compras desde aquí
... nos ayudas!

¡Gracias!

Si compras desde aquí
... nos ayudas!

ESPECIAL DANCE FROM SPAIN 2019

Dance from Spain 2019

Descargar

Apreciado lector


Son tiempos difíciles para la danza, para el periodismo, para la vida… La crisis del Covid-19 también está afectando a susyQ. No hemos podido editar nuestra revista en papel y no sabemos cuándo podremos volver a hacerlo. Por lo pronto seguimos en digital y solamente podremos continuar si nos apoyas. Por eso hoy pedimos tu ayuda, una colaboración voluntaria que nos permita seguir. Si tu situación no te lo permite, también lo entendemos. Nosotros seguiremos informándote…Gracias.


Artículos

MARIUS PETIPA

marius petipa susyq
La hegemonía del coreógrafo

Hace doscientos años nacía Marius Petipa, el marsellés que sentó las bases de la escuela rusa de ballet en sus 40 años de poder absoluto dentro del Ballet Imperial Ruso. El mundo entero celebra este año al autor de El lago de los cisnes

Leer más...
 

HABLA JÉRÔME BEL

entrevista jerom bel

Intento llevar al límite lo teatral

Entrevista a Jérôme Bel,  de sus obras y de su radical pensamiento hablamos con él

Leer más...
 

SILICON FREE

Holland Festival Septuagenario
Septuagenario

El 70 aniversario del Holland Festival supuso la despedida de su directora Ruth Mackenzie, desde ahora al frente del Teatro Châtelet de París

Leer más...
 
Volver