Cuba

TE PRESENTAMOS A LA SUCESORA DE ALICIA ALONSO

Tras la muerte ayer de la emblemática directora del Ballet Nacional de Cuba recae ahora en la bailarina estrella del equipo cubano la enorme e inédita responsabilidad de llevar la dirección artística de la legendaria compañía. Te lo contamos....

 

Texto_CARLOS PAOLILLO Foto_JESÚS ROBISCO

Madrid, 18 de octubre de 2019 

Ya en febrero de este año, el Ballet Nacional de Cuba había comenzado a vivir una situación inédita. Por primera vez en sus 71 años de trayectoria, la compañía caribeña de notable proyección internacional experimentaba una conducción artística alternativa en manos de su actual primera bailarina Viengsay Valdés (La Habana, 1976). Se trataba de una decisión tomada en momentos en que Alicia Alonso, fallecida ayer en La Habana, seguía ostentando el cargo de directora general de la compañía a sus 98 años de edad. La transición ya estaba pensada.

La designación de Valdés como subdirectora artística del Ballet Nacional de Cuba podría inscribirse dentro de cierta tendencia mundial observada en la última década, que evidencia como consagrados primeros bailarines, algunos aún en activo, han asumido el relevo dentro de las responsabilidades de dirección y gestión en reputadas instituciones. Tales son los casos de Tamara Rojo en el English National Ballet, Carlos Acosta en Acosta Danza y próximamente en el Birmingham Ballet, José Carlos Martínez y Joaquín De Luz en la Compañía Nacional de Danza, Ángel Corella en el Ballet de Pennsylvania, además de Paloma Herrera en el Ballet del Teatro Colón de Buenos Aires, Julio Bocca e Ygor Yebra en el Ballet Nacional Sodre de Uruguay, y Elisa Carrillo en la Compañía Nacional de Danza de México.

Hasta el momento de la muerte de Alicia Alonso, Viengsay Valdés unía a su desempeño como primera figura del Ballet Nacional de Cuba, sus inéditas funciones de gestora y líder artística del reputado conjunto. Ha contado para ello con la proverbial determinación con la que ha orientado siempre su carrera, además de su sólida formación obtenida en la Escuela Nacional de Ballet de su país, su experiencia de 25 años dentro de la compañía, así como su presencia habitual en relevantes acontecimientos del ballet mundial.

A una edad temprana asumió la interpretación de roles solistas del repertorio académico, transitando un camino sin regreso tras el logro de elevados ideales profesionales. Desde hace 16 años es primera bailarina del Ballet Nacional de Cuba y su nombre se ha situado dentro de los más encumbrados de la danza en la actualidad.

En sus declaraciones públicas con motivo de iniciar sus nuevas responsabilidades dentro de las directrices artísticas del Ballet Nacional, ha reiterado que Alicia Alonso representa para ella un referente irrenunciable. De acero y nube (2014), libro biográfico sobre Valdés escrito por Carlos Tablada Pérez, recoge la visión que sobre ella tenía la fallecida primera prima ballerina cubana: “Bailarina virtuosa en varios aspectos de la técnica académica, ha mostrado también un amplio margen expresivo para personajes y estilos diversos”.

Valdés asegura que logra equilibrar sus obligatorias tareas gerenciales con su ineludible entrenamiento y su preparación artística, y que lo hace sobre la base de un trabajo rigurosamente planificado. Las expectativas sobre su reciente y exigente labor abundan, y ahora con la muerte de Alonso, se acrecientan tanto en el Ballet Nacional como en el medio de la danza mundial. Pero ella lo ha reiterado: se propone una gestión artística asentada en los alcances obtenidos por su compañía durante más de siete décadas, y en una necesidad detectada de adecuarla a las tendencias estéticas imperantes. Para ello ha iniciado contactos con coreógrafos internacionales, en la búsqueda de la fundamental cooperación y del enriquecimiento y actualización del repertorio de la compañía. Entre ellos, Alexei Ratmansky, ex director del Bolshoi y actual residente en el American Ballet Theater de Nueva York, con quien ya alcanzó acuerdos concretos.

Durante el pasado verano ya Alicia Alonso, como era costumbre, no pudo venir a la gira que tradicionalmente realiza la compañía cubana por España y fue la primera vez que Valdés se enfrentaba a esta responsabilidad en el exterior. Durante esta visita, que cubrió Madrid y Barcelona, también se desempeñó como primera bailarina en la ejecución de los roles centrales de El lago de los cisnes (Alonso-Tchaikovsky), y Cenicienta (Consuegra-Strauss II), oportunidad en la que ratificó su consciente desempeño estilístico, interpretativo y técnico.

También en el libro de Tablada Pérez, se encuentra el testimonio de Fernando Alonso, padre de la Escuela Cubana de Ballet, sobre Viengsay Valdés: “Su más grande característica es la disciplina, su orden, pero muy especialmente la facilidad que tiene de poder recoger sus emociones y convertirlas en un movimiento histórico”.

Es una circunstancia triste la muerte de Alicia Alonso y una pérdida irreparable para el Ballet Nacional de Cuba. Pero ayer también comenzó el momento de Viengsay Valdés.

Danza News

PEP RAMIS / MERCAT DE LES FLORS

pep

INTERIORIDAD POÉTICA

Pep Ramis, de Mal Pelo, ha decidido subir solitario al escenario para presentar The Mountain, The Truth & The Paradise, que se verá en el Mercat de les Flors del 25 al 27 de octubre

Leer más...
 

VALENCIA DANCING FORWARD ESTRENA VDC2019

Dancing forward

La joven compañía Dancing Forward estrenará el espectáculo VDF2019 el 19 de octubre en el Teatre El Musical de València a las 20.30h. Después, realizará una gira por diferentes teatros de la Comunidad Valenciana.

Leer más...
 

TEATROS DEL CANAL



blanca

BLANCA LI NUEVA DIRECTORA DE TEATROS DEL CANAL

El nombramiento de la célebre coreógrafa andaluza garantiza la continuidad de la danza en el teatro más relevante de la capital

Leer más...
 
Volver