deltebre1

Danza fundida con el paisaje

Arrancó la semana pasada el Festival Deltebre Dansa que, bajo la batuta de Roberto Olivan, culmina el próximo 21 de julio. Allí estuvimos y esto fue lo que vimos…

 

 

Texto_SARA ESTELLER Foto_ALBERT VIDAL

Deltebre, 16 de julio de 2019

La variedad de talleres y cursos, 21, es un aliciente que este año ha atraído a más de 200 jóvenes de 50 países de todo el mundo al Festival Deltebre Dansa, celebrando hasta el próximo 21 de julio su décimo quinta edición. Durante dos semanas han recibido formación de coreógrafos como David Zambrano, Linda Kapetanea y Jozef Frucek de Rootless Root, Lali Ayguadé, Laura Aris o Maria Kolegova de Última Vez. Tras sudar la camiseta durante el día en sesiones de mañana y tarde en alguno de los espacios habilitados para los talleres de danza o circo, la noche permite ver espectáculos y convivir con la comunidad artística que durante estos días se instala en Deltebre. También se crean fuertes vínculos con los vecinos; ubicado en medio del parque natural del Delta de Ebro, la localidad, de apenas 12.000 habitantes, ha integrado ya en su padrón a estos visitants ocasionales que cada año llenan el pueblo de una energía especial.

Aunque muchos se alojan en la escuela L’Assumpció, habilitada para darles cabida, los mejor organizados o aquellos que repiten alquilan casas para su estancia. Si durante el día los grupos se reparten entre los seis espacios de formación, al  atardecer resulta curioso verlos llegar en sus bicicletas, el medio de transporte más popular, a la gran carpa preparada como comedor para decenas de personas.

Roberto Olivan (Tortosa 1972), el bailarín y coreógrafo de trayectoria internacional que un día soñó con volver a su tierra para aunar sus dos grandes pasiones, la danza y la naturaleza, de la cual extrae su enorme energía, ha picado mucha piedra para conseguir apoyos, aunque aún faltan para hacer sostenible el festival. El proyecto cuenta con reconocimientos locales: Premio Cultura Deltebre 2012 y 2017; de Cataluña: major proyecto cultural de 2015, 2016, 2017 y 2018; y Europa: ejemplo relevante de la European Dancehouse Network y nominado, de entre 700 aspirantes, a los premios europeos EFFE 2019-2020 de la Asociación de Festivales. Pero, sobre todo, anima al reducido y apasionado equipo de Oliván el hecho de agotar cada año las plazas de todos los cursos y las butacas para ver todos los espectáculos, superando en impacto la anterior edición, que en 2018 alcanzó a 12.000 personas.

Danza en el Ebro

Durante nuestro ejercicio empírico pudimos asistir a varias propuestas escénicas de algunas de las 48 que este año formaban el cartel. Una enorme carpa de circo para 900 personas ubicada junto al rio es uno de los escenarios principales. El pasado 11 de julio se celebró la V Gala de Circo Solidaria, volcada este año en apoyo al devastador incendio que dos semanas atrás afectó a más de 2500 hectáreas del interior de la provincia de Tarragona. La proyección de un video danza de Oliván en la zona quemada abrió las conciencias.

( https://vimeo.com/346821588 )

El viernes 12 el ambiente en el exterior de la carpa era variopinto con vecinos y familias del pueblo y de localidades cercanas, bailarines, artistas y un buen puñado de voluntarios que ayudan a crear un ambiente cálido y festivo. Roberto Olivan ejerció de maestro de ceremonias para dar paso a las cuatro propuestas de la noche. Haa Collective, de Cataluña, mezcló la suspension capilar con la danza y una propuesta sonora y lumínica muy elaborada; Anastasia Believa y Justin de Jager bailaron correctamente un dúo original al que hubiera ayudado una mejor selección musical; la australiana Lilian Steiner, colaboradora de artistas como Lucy Guerin, jugó con la idea de ambigüedad de la sirena en un solo que arrancó muy bien pero fue perdiendo fuelle por exceso de duración; por último, Yvonne Smink, escaladora volcada en la poole dance desde 2011 ofreció fuerza y poesía en un breve solo de contundente resolución.

Al acabar la gala, el punto de encuentro de la explanada junto al rio, bien provisto de puestos de comida y bebida, acogió un concierto gratuito de Los Forasteros, quienes tuvieron a los asistentes en marcha hasta bien entrada la madrugada.

El sábado 13 se anunciaba como uno de los días especiales del festival. Tras el taller de twerking matinal (gratuito y abierto a todo el mundo, como otros muchos talleres del programa, que buscan acercar la danza a toda la población), la tarde nos esperaba para hacer un recorrido artistico por parajes singulares.

Cuatro autobuses nos llevaron serpenteando la geografía del Delta, deteniéndose en aquellos puntos donde había representación.  El mirador Zigurat es una torre desde la que se otea un manto de humedales verdes en plena explosion cromática. A los pies de esta torre es donde Roberto Olivan interpretó Socarrel, pieza de 2017, junto a Magí Serra, el trio de voces Vox Biguerri y el maestro alfarero Joan Panisello. Una pieza centrada en la ancestral relación hombre-naturaleza interpretada con el rumor del viento y del río de fondo y bajo un sol de justicia.

Sentados a la sombra bajo los pinos de la zona de Riumar pudimos ver las cinco piezas cortas que hubo a continuación. Jóvenes bailarines y también coreógrafos como Marion Sparber y Alan Fuentes, Rebeca Portillo, Camilo Regueyra y Akira Yoshida y Dunya Narii que ofrecieron diferentes estilos y cualidades para un programa más interesante por el entorno donde se desarrolló que por la originalidad de las propuestas.

L’Obrador, antigua cámara de los arroceros del pueblo habilitado hace dos años como espacio de creación y exhibición por Olivan, sirvió de peculiar espacio para la muestra también especial de Mirage, de los húngaros Hodworks. Conocidos en España tras su paso por festivals como Cádiz en Danza o Tercera Semana (Valencia), el sexteto dirigido por Hadrienn Hód ofreció una delirante pieza de 90 minutos en la que poco a poco fueron extendiendo diferentes azotes sobre las convenciones culturales y artísticas, pasando de la parodia a lo grotesco, del gesto mínimo a la pirueta, del mallot al desnudo y provocando la hilaridad en el abarrotado espacio.

Hasta el domingo 21 continúa en Deltebre la oferta formativa y artística con Rocío Molina, Bodhi Project Peter Jasko y muchos otros. Deseamos larga vida al festival de los campos de arroz, del omnipresente río, de la brisa marina, la belleza natural y la poesía del movimiento.

susyQ TV

ANTONIO NAJARRO HACE BALANCE

A punto de culminar su gestión al frente del Ballet Nacional de España (BNE), el director artístico del ente público, que será sustituido la próxima temporada por Rubén Olmo, hace balance en primera persona sobre sus ocho años de gestión y nos adelanta en exclusiva sus planes de futuro.


Danza News

XVIII CERTAMEN BURGOS NEW YORK

burgos1

Mario Bermúdez triunfa en el Burgos/NY

El creador andaluz, ex bailarín de Batsheva, se lleva el primer premio del Certamen Burgos-New York, en el que también fue premiada la danza urbana de Premoh’s Cru

Leer más...
 

SOL PICÓ / FESTIVAL GREC

sol

Fiesta valenciana

Mañana se presenta en el Festival Grec, de Barcelona, Animal de sèquia, coreografía folclórico-festiva en la que Sol Picó saca la valenciana que lleva dentro

Leer más...
 

III MUESTRA DE DANZA CONTEMPORÁNEA

primario

Avalancha de danza

Mañana 8 de junio, frente al Museo Reina Sofía, se podrá disfrutar de manera gratuita de una amplia y ecléctica selección de danza nacional.

Leer más...
 
Volver