perfordance1

¿Qué hace un coro de góspel en la pista del circo?

El tradicional evento anual de Madrid Navidad en el Price ha convocado el talento de Perfordance, que ha montado su particular visión de Dickens a golpe de góspel y acrobacias de infarto. Se estrena hoy y le esperan 66 funciones hasta el 6 de enero.

Texto_OMAR KHAN

Madrid, 30 de noviembre de 2018

¿Navidad? Charles Dickens. Es la asociación inevitable. Le ocurre a muchos y Carlos López Infante no ha sido excepción. Previsiblemente, fue eso lo que se le ocurrió una mañana pensando en presentar una propuesta para Navidad en el Price, quizá el espectáculo más importante de toda la temporada del coso madrileño, en tanto que supone una producción propia que intenta impulsar el talento nacional en las artes circenses. Se viene realizando desde 2007 y esta noche será la primera función de las 66 previstas, de Gospel Circus, la personal reinvención del celebérrimo Cuento de Navidad de Dickens, tamizado por el ingenio y la estética de Perfordance, la compañía que lideran los hermanos Carlos y Anna López Infante desde 2001. Aunque se mueven usualmente en los terrenos del espectáculo corporativo, a veces hay excepciones. Ésta es una.

“No se trata de una versión”, advierte el director escénico. “Dickens es una inspiración. En la novela están estos viajes en el tiempo que nos han servido para estructurar el espectáculo en tres momentos: pasado, presente y futuro, que a la vez nos permiten nos repasar la historia del circo. Desde el circo victoriano tradicional pasando por el presente expresado en acciones como la danza vertical y jugar a predecir el futuro con la irrupción de la tecnología. Dickens nos ha servido para meter en la coctelera todo lo que queríamos, incluyendo al coro Gospel Factory, que dirige Dani Reus”.

Circo con góspel suena raro. Pero hay que ver a este extraordinario coro de nueve voces, ataviados todos/as de victorianos, acompañando esas elegantes y audaces acrobacias aéreas para sentir que la mezcla es perfecta. Al menos lo es dentro de la original propuesta de los López Infante, que con la venia de Dickens han creado un universo personal y propio de Nuevo Circo, que ha desplegado su hilo narrativo a través de la peripecia emocional de dos peculiares, convincentes y eficaces clowns: Wilbur como Tristán, un workaholic de nuestros días, y Carla Pulpón como Cometa, una estrella decidida a recuperar la alegría de este entristecido hombrecillo.

No es difícil recuperar la alegría después de la fiesta escénica para toda la familia que ha montado Perfordance. Gospel Circus fluye con velocidad sobre una dramaturgia que ensarta con inteligencia números (algunos de verdadero infarto) adaptados a cada uno de sus tres tiempos, perfectamente diferenciados desde recursos como el vídeo o, muy especialmente, esa acertada iluminación expresiva. El góspel, claro, marca el compás de muchos momentos. “Me encajaba, es una música que no tiene tiempo”, reflexiona Carlos López Infante, “nos vale igual para la época victoriana, para el presente y para el futuro. Otro de los pilares ha sido el director de orquesta Germán Díaz, que es un especialista en circo y un habitual del Price”.

perfordance2

33 en pista

Pero toda esta innovación está allí para arropar el talento (auténtico)  de sus 33 artistas en la pista. Algunas veces sobre ella y otras sobrevolándola, habría que añadir. Muchos de ellos son españoles que están triunfando en la escena del circo internacional y que han sido expresamente convocados para volver a mostrar sus destrezas en casa. Y es que Gospel Circus ofrece un abanico amplio de números tradicionales en su empaque de circo contemporáneo. Desde luego hay danza aérea, con Juan Leiba & Alejandra Deza (una especialidad de Perfordance, que fueron los que organizaron aquel legendario partido de tenis vertical sobre la fachada de un edificio del madrileño Paseo de la Castellana, en 2011), pero también un sobrecogedor trapecio volante con Claudia Rossi, un emocionante número de equilibrio sobre (muchas, muchísimas) sillas por Ángel Sánchez, una farola haciendo de pole aérea para la pareja Diego & Elena y, entre tantos otros, un número estrella: la deslumbrante performance de diavolo que ofrece en solitario el malabarista francés Guillaume Karpovich.

La danza no falta y los bailarines de la compañía juegan papel relevante, destacando su delicado número futurista en patinetes. No hay que olvidar que Carlos & Anna vienen del mundo de la danza competitiva, llegando a ser varias veces campeones en esta especialidad. “Nos llamamos Perfordance ¿no?”, recuerda Carlos López. “La danza es nuestro lenguaje. Creemos que en el circo todo es susceptible de ser coreografiado”.

Danza News

MÓNACO DANCE FORUM 2018

dimitris

La danza invade Montecarlo

Jean-Christophe Maillot hoy se viste de gala para inaugurar su festival monegasco de danza que tiene como estrellas a Dimitris Papaioannou, Hofesh Schechter y los vascos de Kukai Dantza

Leer más...
 

CAMBIOS EN LA CASA DE LA HAYA

lightfoot

Paul Lightfoot deja la dirección artística del NDT

Será en 2020 aunque continuará vinculado a esa compañía como Coreógrafo Residente junto a su pareja creativa, la cordobesa Sol León

Leer más...
 

MARTA CARRASCO / DANTZALDIA

carrasco2

Perra de nadie vaga por Bilbao

El solo de la creadora catalana se presenta mañana en La Fundición, en lo que supone la culminación del Festival Dantzaldia, de Bilbao

Leer más...
 
Volver