veroUNO

SONOMA RETUMBA EN EL ESCORIAL 

Vuelve La Veronal a Madrid con su éxito reciente, una obra moderna sobre mujeres de la España profunda con guiños al surrealismo de Buñuel. Te lo contamos…

 

Texto_OMAR KHAN Fotos_ANNA FÁBREGA

Madrid, 23 de agosto de 2021

Intenso está siendo este verano para Marcos Morau y su compañía barcelonesa La Veronal. Tras el estreno de Opening Night, con excelentes críticas, se va consolidando como fundamental su obra anterior, Sonoma, que conquistó el codiciado Palacio de los Papas del no menos reputado Festival de Aviñón en julio, y sigue girando. La semana pasada, importante para el autor que nació en Ontinyent, en 1982, estuvo en dos citas relevantes de su tierra valenciana: el Festival Sagunt a Escena y el novísimo Fresca!, en Alicante. Y ahora, regresa a Madrid (ya se vio en el Centro Condeduque), ésta vez para presentarla en única función el próximo sábado 28 en el Auditorio de San Lorenzo, en el marco del Festival Internacional de El Escorial.

En Sonoma, Marcos Morau invita a escuchar el aullido primitivo del cuerpo. Articula la obra como grito desgarrado desde nueve agitados cuerpos femeninos que rezan, murmuran, sufren y, a manera de altavoz de su rabia contenida, emplean como forma de gritar los tambores de Calanda, con su ruido ensordecedor que, para cristianos y devotos, simboliza el rugido de la naturaleza ante la muerte de Cristo cada Viernes Santo. Aunque para otros, como Luis Buñuel, el calandino más famoso, sea una genuina manifestación surrealista de la España profunda, mientras que para La Veronal quizá sea la representación perfecta de la angustia y vértigo que produce el mundo acelerado y descontrolado, casi debocado, en el que nos ha tocado vivir.

Dueño de un catálogo coreográfico con sello propio, desplegado con ingenio y sensibilidad en numerosas creaciones para su agrupación La Veronal -emblema de la nueva danza que se produce en Barcelona-, Morau ha ido explorando distintas vertientes desde el tronco común de una estética visual ya perfectamente reconocida y reconocible, y un vocabulario corporal de su propia invención, el kova, una técnica hecha a la medida de sus necesidades expresivas, aunque haya ido ejerciendo notable fascinación en otros creadores y agrupaciones del país.

 

veroDOS

 

Apuesta visual

Viniendo del teatro, este coreógrafo valenciano ha convertido la investigación dramatúrgica en eje conceptual de sus piezas y la estética visual en sello de identidad de una siempre cuidada puesta en escena. En algunas ocasiones ha sentido necesidad de aproximarse a artistas muy diversos, tal vez admirados, desde ópticas insospechadas. Picasso en Pablo (2016), creada para el Scapino Ballet Rotterdam, Pier Paolo Pasolini en su delirante performance Bologna. Pasolini (2017) o Luis Buñuel en Le Surréalisme au service de la révolution, pieza corta que montó para el Ballet de Lorraine en 2016, y que se convierte ahora en el origen de Sonoma, en la que el creador va más a fondo en su investigación, ampliando y enriqueciendo aquella propuesta.

Pero como suele ocurrir con La Veronal, despachar su nueva creación simplemente como un homenaje a Buñuel y el Surrealismo es tremendamente limitado. También injusto para con una pieza visualmente deslumbrante, que aparece llena de sugerencias y referencias, que es intencionadamente polisémica y no oculta su interés por estimular nuestros sentidos.

Marcos Morau y su equipo dramatúrgico (encabezado por Roberto Fratini con textos de El Conde de Torrefiel, La Tristura y Carmina Sanchis) crean en esta ocasión un universo propio con reglas imposibles, en el que la libertad surrealista parece chocar con la represión de la mujer en aquella España profunda y desemesuradamente católica. Diseñan un espacio en el que el mundo rural aragonés, con sus mujeres que parecen preparadas a veces para la boda o para el duelo pero siempre para la misa, agrede nuestra sensibilidad urbanita de ciudadanos del siglo XXI.

El hecho de que este mundo aparezca poblado exclusivamente por mujeres abre, cómo no, un abanico de nuevas sugerencias, haciéndonos establecer de inmediato conexiones al #metoo y las luchas reivindicativas de ellas, un asunto a la cabeza de las problemáticas sociales de nuestro tiempo. Tradición y folclore son también invitados a este festín de modernidad, concediéndole al ruidoso estruendo de los tambores de Calanda el papel crucial y protagonista de aullido primitivo del cuerpo en tiempos acelerados, como si toda esa percusión seca y ensordecedora fuera en realidad el grito que precede a la tragedia cuando vas en caída libre, cuando ya sabes que inequívocamente vas a estrellarte contra el suelo.

 

S O N O M A from La Veronal on Vimeo.

ESPECIAL DANCE FROM SPAIN 2021

Cover DFS 2021
Descargar

Apreciado lector


Son tiempos difíciles para la danza, para el periodismo, para la vida… La crisis del Covid-19 también está afectando a susyQ.  Por eso hoy pedimos tu ayuda, una colaboración voluntaria que nos permita seguir. Si tu situación no te lo permite, también lo entendemos. Nosotros seguiremos informándote…Gracias.


Danza News

ANIVERSARIO / HET

het

SESENTA AÑOS DEL DUTCH NATIONAL BALLET 

De fiesta está la compañía de Ámsterdam. La celebración incluye un amplio homenaje a Hans Van Menen por sus 90 años. Lee más…

Leer más...
 

XIV GATADANS

gatadans21

GATADANS ARRANCA EN ALCORCÓN 

Desde este domingo y hasta el 10 de octubre el tradicional festival repartirá danza en Loeches, Getafe, Carabanchel y Ciudad Lineal. Te lo contamos…

Leer más...
 

BALLET DE BELGRADO / FESTIVAL DEL ESCORIAL

PandurBelgrado

PERSIGUIENDO SUEÑOS 

El Ballet de Belgrado presenta mañana en el Escorial 'Dream Hunters', homenaje de Livija Pandur a su hermano Tomaz. Lee más…

Leer más...
 
Volver