oz1

¿Cuánta gente cabe en un calzoncillo?

Vuelve a Teatro Circo Price la compañía australiana Circus Oz, pionera del Nuevo Circo, con Model Citizens, la primera obra que les dirige su nuevo director artístico Rob Tannion

 

Texto_OMAR KHAN Fotos_ROB BLACKBURN

Madrid, 6 de noviembre de 2018

Los objetos cotidianos son gigantes y los acróbatas harán cualquier cosa para usarlos pese a su tamaño de humano natural. ¿Cuánta gente cabe en un calzoncillo gigante? Para saberlo, hay que ir a ver Model Citizens, la delirante propuesta de la legendaria compañía australiana Circus Oz que se presenta desde mañana 7 de noviembre y hasta el día 11, en el Teatro Circo Price de Madrid. Con este espectáculo, la agrupación pionera del llamado Nuevo Circo, que este año anda celebrando sus cuarenta años de irreverencia, abre un nuevo episodio con la dirección artística de Rob Tannion, director escénico muy conocido en España, pues desarrolló buena parte de su carrera en Madrid, llegando a dirigir el tradicional programa Navidades en el Price, en 2016, justo antes de ser fichado por Oz. Siguiendo la línea crítica con los modos y costumbres de la sociedad australiana, Model Citizens lanza una mirada ácida acerca de lo que creemos es “normal”, los preceptos no siempre lógicos que nos convierten en ciudadanos modelo a los ojos de los demás.

Circo histórico

Circus Oz constituye un capítulo indisociable a la historia del circo moderno. A finales de los años setenta el circo otra vez parecía condenado a morir. Los animalistas habían tendido un cerco a su alrededor y los niños y adolescentes, su público tradicional, se había volcado hacia otras formas de espectáculo como los macro-conciertos de rock. Pero el circo es como el Ave Fenix y siempre renace de sus cenizas. Sobrevivió al macabro show sangriento que llegó a ser en la época del Imperio Romano, supo sortear obstáculos morales durante la Edad Media con sus juglares y zancudos, y consiguió zafarse del halo de show escalofriante que tuvo en el tardío siglo XIX con el espectáculo friqui de mujeres barbudas y hombres deformes.

Para muchos lo que hoy conocemos como Nuevo Circo tiene su origen en el Circo del Sol, la compañía de Montreal que apareció en 1984 y hoy se ha convertido en una multinacional del entretenimiento. Fueron ellos, sin duda, los que masificaron el circo y le devolvieron el esplendor perdido, pero no exactamente los pioneros. La idea de un circo que prescindiera de animales, se centrara en la proeza física y cambiara el patrón del sketch del más difícil todavía por una dramaturgia muy a la manera de la danza contemporánea ya venía experimentándose en países como Francia, Suecia o muy especialmente  Australia. Fue allí, en 1978 cuando se fusionaron Soapbox Circus y New Circus, dos compañías experimentales de la escena de Melbourne, para convertirse en Circus Oz. Su propuesta, del todo innovadora, parecía orgullosa de su estética ruda en la que no había lugar para la purpurina pero sí para un humor directo y soez, y una idea rupturista para el momento: somos un circo y no tenemos animales.

oz3

No era para niños Circus Oz. Cuando comenzaron sus giras internacionales sobrevino la confusión y el escándalo entre padres que llevaban a sus hijos y no sabían qué hacer cuando constataban que aquí el payaso era un acróbata disfrazado de canguro roñoso (ataque a todo un símbolo de Australia) que ocultaba un pene enorme en la marsupia. Circus Oz en sus inicios era rudo y canalla, huía de los estereotipos coloridos del circo al uso y de todo convencionalismo, pero se apoyaba totalmente en el rigor y precisión de acrobacias fuera de serie. Llevaron su mirada a la vieja tradición circense asiática y se formaron con el legendario grupo acrobático Nanjing, de China. El resultado era un espectáculo muy contemporáneo y vanguardista, kamikaze y atrevido, pero que no perdía la esencia emocional del circo de toda la vida.

Sus adeptos fueron jóvenes rebeldes y rockeros (otra de las señas de identidad era la música rock de sus shows), que encontraban aquí una sátira al tipo de circo que ellos odiaban. Esta estética se ha consolidado como una línea y todavía hoy es practicada por agrupaciones como Race Horse, compañía finlandesa que nos sorprendió en el mismo Teatro Circo Price, en 2014.

Pero Circus Oz ha ido transformándose con los tiempos y sus propuestas han ido adaptándose a cada momento, cada estilo y cada tendencia durante los últimos cuarenta años aunque la irreverencia siga siendo parte de su esencia. De hecho, su trabajo más reciente, Rock Bang, hace gala de esa vena rockera que siempre tuvo, levantándose como una “ópera rock circense”. Con el fichaje de Rob Tannion, dan un paso al frente al contar ahora con un director artístico que puede modelar una línea homogénea y un acento autoral a sus siempre sorprendentes propuestas.

Danza News

ROYAL BALLET EN CINES

 
bayadera
BAYADERA DIGITAL
140 cines de toda España estarán retransmitiendo en directo desde el Coven Garden londinense la representación de La Bayadera por el Royal Ballet, con Marianela Nuñez y Natalia Osipova
Leer más...
 

INTERVENCIÓN EN EL IVAM

vaca 

Radicantes

Hoy. a las 18h con entrada libre, el IVAM de Valencia ofrece la IV edición del ciclo Radicantes: Danza y otras especies

Leer más...
 

SCAPINO BALLET ROTTERDAM

scapino

Barrocos

Scapino Ballet Rotterdam, la compañía holandesa que dirige Ed Wubbe bailará su operística creación Scala este fin de semana en Cataluña, con funciones en el Centro Cultural Terrassa y el Teatre Audotori de Sant Cugat

Leer más...
 
Volver