María Cabeza de Vaca susyQ

Conquistadora

Trepó la creadora sevillana por su árbol genealógico hasta encontrarse en la cima con Cabeza de Vaca, el famoso conquistador. Su nuevo unipersonal se inspira en él pero en realidad habla de ella y su universo personal.

“Yo soy como un pajarito de poco arraigo”, dice risueña María Cabeza de Vaca (Sevilla, 1969) que, para su nueva creación ha decidido trepar por su árbol genealógico, remontarse a la Conquista y, salvando las distancias, conseguir paralelismos entre su vida e impulsos con los de su ancestro, el célebre conquistador Alvar Nuñez Cabeza de Vaca (Jerez, 1488 / Sevilla, 1559). Él se fue a la conquista del Nuevo Mundo y vivió una peripecia insólita. También ella, más de 450 años después, se fue de Sevilla a la conquista de la nueva danza, recalando principalmente en Barcelona. Él sobrevivió un naufragio, entró en contacto con los indígenas y se hizo chamán. Ella, menos mística y menos épica, sobrevivió la crisis, siguió bailando y creando pese a la adversidad. Bailó para muchas agrupaciones (Provisional Danza, Erre que Erre, Metros), dio clases y creció como artista. Él volvió a Andalucía pero la aventura que suponía América lo hizo volver pronto. Entonces se convirtió en el primer europeo que vio las cataratas del Iguazú. Ella también volvió cuando los vientos para la danza andaluza soplaron finalmente a favor. Entonces ahondó en su necesidad de crear. Ideó solos y piezas en colaboración con otros artistas andaluces (la artista plástica Ro Ribas, Guillermo Weickert, Álvaro Frutos, Teresa Navarrete, entre ellos). Pero como el conquistador, va y viene.

“Tuve mi conflicto acerca de cómo adaptar esto. Yo desde luego no quería narrar su historia y mi idea ha sido conectar esos episodios de su vida con las cosas que me pasan a mí. Al final, no es más que una excusa para hablar de mí, de mis preocupaciones. Intento conectar su universo con el mío y reflexionar sobre el paso del tiempo y los procesos de transformación, la idea del viaje y la conquista. Ha sido difícil, tuve que buscar la manera de hablar a través de él, llevado todo al cuerpo y al tema de la identidad”.

Así que la gesta del conquistador que llevó su misma sangre no es el propósito de este unipersonal sino el medio que usa para hablar de las preocupaciones que han jalonado su ya larga trayectoria. “Una de mis obsesiones recurrentes es el tema de la identidad con preguntas como ¿qué hago yo aquí? o ¿cuál es mi posición en el mundo?, reflexiones que me han llevado a este antepasado que vivió una historia apasionante. Su idea de la conquista no tenía nada que ver con lo que realmente fue aquello y los humanistas lo señalan como un conquistador diferente. He cogido conceptos amplios como la idea de la conquista o la filosofía del chamán para explorarlos en mí”.

No hay engaño posible. Cabeza de Vaca, que así se llama la propuesta que se estrena esta temporada en el Teatro Central sevillano, no aspira ni pretende ser una revisión histórica. Lo que sí supone es una continuidad del trabajo tremendamente personal de su autora, que siempre ha buscado motivaciones externas que coincidan con sus inquietudes interiores. Su anterior solo que versa sobre el suicidio, Una manera fácil de acabar con todo, tuvo como punto de partida el aterradoramente sencillo manual para suicidas propuesto por la artista plástica Louise Burgois y ahora el centro de todo es un ancestro conquistador. En apariencia no tienen nada que ver. Salvo ella misma. “Todos mis impulsos creativos vienen de una necesidad de conectar con mis inquietudes. No tanto en lo coreográfico como en lo personal. Primero necesito entender yo esos impulsos, procesarlos y darles sentido antes de concretarlos porque si algo no me gusta es que mi trabajo sea hermético”.

Como su ancestro, tiene una relación de cercanía con necesidad de alejamiento de Sevilla, donde valora el crecimiento de la danza, la iniciativa de sus colegas y el asentamiento de una comunidad de la que ahora forma parte. Pero el mundo es amplio. “Tras ocho años en Barcelona volví. Había un ambiente chisposo, había ideas y ganas de ponerlas en marcha, pero también vi la ausencia de un tejido que permitiera que te pudieras quedar a trabajar y optando por la supervivencia, estoy dentro pero también fuera. Me gusta Sevilla, pero necesito moverme”, concluye.

Cabeza de Vaca. Los días 16 y 17 de febrero. Teatro Central. Sevilla www.teatrocentral.es

Texto_OMAR KHAN ı Foto_JOSÉ TORO

Danza News

ROYAL BALLET EN CINES

 
bayadera
BAYADERA DIGITAL
140 cines de toda España estarán retransmitiendo en directo desde el Coven Garden londinense la representación de La Bayadera por el Royal Ballet, con Marianela Nuñez y Natalia Osipova
Leer más...
 

INTERVENCIÓN EN EL IVAM

vaca 

Radicantes

Hoy. a las 18h con entrada libre, el IVAM de Valencia ofrece la IV edición del ciclo Radicantes: Danza y otras especies

Leer más...
 

SCAPINO BALLET ROTTERDAM

scapino

Barrocos

Scapino Ballet Rotterdam, la compañía holandesa que dirige Ed Wubbe bailará su operística creación Scala este fin de semana en Cataluña, con funciones en el Centro Cultural Terrassa y el Teatre Audotori de Sant Cugat

Leer más...
 
Volver