hogheX

HA MUERTO RAIMUND HOGHE

El creador y bailarín alemán, que fuera dramaturgista de Pina Bausch, desarrolló una carrera comprometida, controvertida y siempre combativa. Le recordamos…

 

Madrid, 15 de mayo de 2021

Aunque tardíamente, en 2018, muchos fueron los madrileños que se enteraron de quién era Raimund Hoghe (Wuppertal, 1949- Dusseldörf, 2021), hombrecillo pequeño que se hizo grande con una danza comprometida y poco complaciente, que ha fallecido la madrugada del jueves pasado en su país a la edad de 72 años. Los Teatros del Canal hacían justicia con un creador que ya era toda una celebridad en su país, siempre recordado como el dramaturgista de Pina Bausch en la década de los ochenta, y que fue alabado en Francia como creador de vanguardia, con una carrera de bailarín y coreógrafo que inició tardíamente en 1994, y que fue ampliamente celebrada y acogida por teatros y eventos del mundo, muy especialmente el Festival Montpellier Danse, donde era habitual. Barcelona había estado mas familiarizada con la obra del polémico creador cuando irrumpió en Madrid para presentar dos obras, su emblemático unipersonal Lettere amorose (1999) y la más reciente La Valse. En ambas creaciones, mostraba el lado humano de la inmigración.

Podría decirse que la fragilidad, la belleza y la búsqueda de emociones fueron verdaderas obsesiones en la vasta producción de Raimund Hoghe. Coinciden estas obsesiones con las preocupaciones de su propia vida. Nació enano, jorobado y con vocación para la danza. Al principio sintió que su lugar estaba más bien fuera del escenario. Escribió sobre danza para el semanario Die Zeit y durante una década, de 1980 a 1990, fue dramaturgista de Pina Bausch, enriqueciendo muchas de las creaciones emblemáticas de la coreógrafa.

No fue hasta 1994 cuando decidió subir a un escenario con Meinwärts, su primer solo, que suponía el cuestionamiento a una sociedad que tenía en mente un único modelo de bailarín, basado principalmente en la belleza física y no tanto en la sensibilidad. “Podrán escribir que tengo una joroba pero me resisto al hecho de que equiparen el ser diferente a ser feo. ¿Es Arnold Schwarzenegger agraciado?, ¿son eróticos los labios inyectados de botox?”, había preguntado desafiante el artista, que desarrolló una obra muy comprometida, combativa y política.

El salto de Raimund Hoghe al escenario fue tardío, quizá por su propia condición y el prejuicio generalizado hacia los cuerpos que no encajan en los patrones usuales de belleza asociados a la danza. Buena parte de su obra ha supuesto una reflexión acerca del cuerpo y la belleza desplegada en coreografías como Young People, Old Voices (2002), Sacre - The Rite of Spring (2004) o su muy polémico y perturbador Swan Lake, 4 Acts (2005).

ESPECIAL DANCE FROM SPAIN 2021

Cover DFS 2021
Descargar

Apreciado lector


Son tiempos difíciles para la danza, para el periodismo, para la vida… La crisis del Covid-19 también está afectando a susyQ.  Por eso hoy pedimos tu ayuda, una colaboración voluntaria que nos permita seguir. Si tu situación no te lo permite, también lo entendemos. Nosotros seguiremos informándote…Gracias.


Volver