Godani Belleza susyQ
Belleza

Tras su paso por el Festival Grec el pasado verano, la Dresden Frankfurt Dance Company emprende gira por Madrid, Sevilla y Zaragoza con un programa mixto que deja constancia del exigente lenguaje y cuidada estética de su director artístico, heredero directo de William Forsythe

Texto_JORDI SORA

Fue el espectáculo que inauguró la pasada edición del Festival Grec de Barcelona, en el anfiteatro. Algo nada fácil pues se enfrentaba a un público no siempre cercano a la danza y todas las autoridades y celebrities que se congregan el primer día de certamen. Y aprobó con nota el reto. Probablemente porque el triple programa que ahora llega también a Madrid, Sevilla y Zaragoza este mes de abril conjuga muy bien calidad artística y vistosidad. Aunque el éxito debió tener mucho que ver con lo poco habitual que es ver por estas latitudes el trabajo de conexión entre el neoclásico y la contemporánea que Jacopo Godani, al frente de la dirección artística, defiende desde la Dresden Frankfurt Dance Company. Y aún menos con la rara oportunidad de escuchar música en directo, como en Metamorphers, la primera pieza, con el Cuarteto de cuerda número 4 de Béla Bartók, uno de los más reconocidos del compositor e interpretado por el Kubus Quartett. El propio coreógrafo se refiere a su trabajo como “ballet contemporáneo”. Porque sobre la base del virtuosismo, que se expresa en delicadas estructuras geométricas y que recuerdan el patrón fijado por William Forsythe en el Ballet de Frankfurt; lleva a sus dieciséis bailarines a un compás sinuoso, de convulsiones y ondulación de los cuerpos que ejecutan casi sin fisuras.

En la segunda pieza, Echoes from a restless soul el pianista Ruslan Bezbrozh imprime carácter, situado a un extremo del espacio escénico, a los dos primeros movimientos de la intimista obra de Gaspard de la nuit. Se acompaña de dos parejas mixtas de bailarines, todos invadidos por una iluminación hipnótica que retrae al movimiento marino. Trabajan juntos después de una primera parte en la que se han ido combinando entre todos. Son los pas de deux más destacados del programa, nuevamente por la utilización continuada del movimiento sinuoso; y por el amplio trabajo de brazos y manos, otra de las características del diseño coreográfico de Godani. Así señalan contornos inimaginables por los que se difunden las notas pausadas, amplias y difuminadas tan características del impresionismo musical.

Hay algo de visceral, arraigado en la personalidad de este italiano formado en disciplina clásica en su Liguria natal. Completó sus estudios en técnicas modernas y siguió por tres años los estudios de Artes Visuales. Ese poso se deja ver en su repertorio, siempre atento a una escenografía que realza el trabajo fugaz de sus bailarines y a una iluminación y utilización de recursos audiovisuales, siempre al servicio del conjunto artístico. Detalladamente seleccionados, eso siempre. Pasó por la escuela de Maurice Béjart y en 1990 se instala casi definitivamente en Bruselas, en contacto pleno con los grupos contemporáneos. Diez años más tarde aterriza en Frankfurt, primero como solista de William Forsythe, y más tarde a cargo de la Forsythe Company, reconvertida en la Dresden Frankfurt Dance Company desde su llegada a la dirección artística en la temporada 2015/16. Sus colaboraciones como coreógrafo abarcan muchos lugares del mundo, también para la Compañía Nacional de Danza.

Con esa técnica afinada y una mirada de futuro, se contextualiza mejor la tercera pieza: Moto Perpetuo. De matriz neoclásica, transita con fluidez hacia formas más actuales. La música, grabada, es del grupo electrónico 48nord, habituales colaboradores de la compañía. De la sorpresa visual se encarga el elenco femenino, enfundadas en sus zapatillas de punta. Se abandona un poco la continuidad coreográfica con las otras obras, y se aborda una especie de yuxtaposición física, de absorción entre los cuerpos, para pasar a dibujar entramados. Una gran exhibición que combina ritmo, intensidad muscular, disciplina y cohesión, quizás no tan pendientes de la musicalidad como de mostrar las altas capacidades expresivas de la compañía al completo. El juego de luces y el vestuario, de Godani, relajan los roles de género. Un cuadro de gran belleza estética que el público del Festival Grec agradeció y que volverá a suceder, previsiblemente, en las próximas ciudades que visitará.

Dresden Frankfurt Dance Company. Teatro Real (Madrid). 20 y 21 de abril. Teatro La Maestranza (Sevilla). 24 de abril. Teatro Principal (Zaragoza). 28 de abril. www.dresdenfrankfurtdancecompany.com www.teatro-real.es www.teatrodelamaestranza.es www.teatroprincipalzaragoza.com

Danza News

MÓNACO DANCE FORUM 2018

dimitris

La danza invade Montecarlo

Jean-Christophe Maillot hoy se viste de gala para inaugurar su festival monegasco de danza que tiene como estrellas a Dimitris Papaioannou, Hofesh Schechter y los vascos de Kukai Dantza

Leer más...
 

CAMBIOS EN LA CASA DE LA HAYA

lightfoot

Paul Lightfoot deja la dirección artística del NDT

Será en 2020 aunque continuará vinculado a esa compañía como Coreógrafo Residente junto a su pareja creativa, la cordobesa Sol León

Leer más...
 

MARTA CARRASCO / DANTZALDIA

carrasco2

Perra de nadie vaga por Bilbao

El solo de la creadora catalana se presenta mañana en La Fundición, en lo que supone la culminación del Festival Dantzaldia, de Bilbao

Leer más...
 
Volver