susyQ mercat canal

Bienvenidos a mi nueva casa

Dos mujeres, conocidas y reconocidas ambas en el ámbito de la danza nacional, se hacen con las direcciones artísticas de los dos centros de danza más importantes del país. Uno, Teatros del Canal, inaugurándose como casa exclusiva para la danza en Madrid, funciona ahora bajo las directrices de la gestora Natalia Álvarez Simó. El otro, el Mercat de les Flors, de Barcelona, ya veterano, desde ahora está siendo conducido por la coreógrafa Ángels Margarit. Las dos nos han abierto las puertas de las casas a las que acaban de mudarse. Pasamos y nos sentamos a charlar con cada una sobre sus nuevos proyectos. Y lo que sigue en las próximas páginas es lo que nos han contado.

Textos_OMAR KHAN

Natalia Álvarez Simó

Cea Bermúdez, 1

La Sala Roja de Teatros del Canal, en la calle Cea Bermúdez, se reconvierte en casa para la danza madrileña. Aparte de una potente programación, Álvarez Simó destaca el impulso dado al Centro de Danza Canal

“Estoy contenta”, dice ahora distendida Natalia Álvarez Simó con una sonrisa que le cruza la cara. Lo más vertiginoso ya ha pasado. Presentó la programación con la que se ha estrenado como directora artística de Teatros del Canal que, a su vez, se convierte ahora en la primera casa dedicada en exclusiva a la danza de Madrid. “Siempre hay alguna compañía que no puedes traer por dinero o por fechas pero salvo pequeñas excepciones estoy contenta. Hemos dado un giro a la línea del teatro y creo que la programación refleja distintos estilos y maneras de entender la danza, con diferentes opciones para acerarse. Nos hemos propuesto convertir al Canal en un Centro de Artes Escénicas Contemporáneas y eso implica diversidad. Tenemos grandes nombres y compañías como el Cullberg Ballet, Peeping Tom, Les Ballets C de la B o Jan Fabre, que trae aquí en enero Mount Olympus, su espectáculo de 24 horas de duración, y también damos apoyo a propuestas más experimentales como las de Marlene Monteiro o Volmir Cordeiro”.

Acercar al público a la danza, formarlo, hacerlo más conocedor y sabio, y aún más allá, seducir a un nuevo público que aún no sabe lo que se pierde son ideas que planean sobre la nueva programación diseñada para la imponente sala de la madrileña calle Cea Bermúdez. “En un intento de acercar al público a la historia de la danza y a la comprensión de la danza contemporánea ofrecemos dos itinerarios. Uno, dedicado a la historia, a piezas que de alguna manera revisan el pasado, y otra que intenta explicar qué es el flamenco hoy, apoyando la actuación de personalidades muy relevantes como Israel Galván, Rocío Molina, María Pagés o Marco Flores, que este año es una de nuestras compañías residentes en el Centro de Danza Canal (CDC)”.

Justamente este centro de apoyo a la creación es el otro proyecto relanzado que mantiene la sonrisa en la cara de Natalia Álvarez. Ya existía el CDC pero ella ha querido potenciarlo, dotarlo de energía y convertirlo en un pilar importante, un ala que se encargue de apoyar y fortalecer la creación madrileña. La nueva temporada tuvo su arranque precisamente con el ciclo Abierto en Canal, que dio espacio y visibilidad a las nuevas propuestas de nueve artistas de la ciudad que hicieron residencias en Canal. Cerrado este ciclo, ya se ha abierto la convocatoria para las nuevas residencias. “Este teatro era una infraestructura que carecía de un proyecto, que no tenía una identidad, y hemos trabajado en dársela. El objetivo principal es el de dar apoyo a la creación y la difusión de las artes del movimiento en la ciudad. Aquí programar no es el único objetivo. No queremos ser simplemente una casa de exhibición sino un espacio dinámico, un teatro público con todas las responsabilidades que eso implica hacia los espectadores, con una política de abonos, precios razonables y programas educativos, pero también que albergue un centro de apoyo al sector, que acompañe a los artistas en su proceso”.

Una casa abierta

Identidad es una palabra que a Natalia Álvarez le gusta para definir lo que quiere conseguir para el teatro. “Busco que esta casa tenga una identidad propia, que sea un Centro de Artes Escénicas Contemporáneas, y que nos situemos en este entorno, lo que nos permitirá conexiones con el resto de espacios que hay en España para la danza [ya en su programación hay espectáculos compartidos con el Mercat de les Flors, de Barcelona, y el Teatro Central, de Sevilla] y así poder convocar a creadores de peso que tengan un lenguaje propio. Al público de la ciudad le damos la oportunidad de ver muchos de los espectáculos que triunfan fuera y a los artistas les hacemos sentir que aquí tienen una casa. Esto terminará convirtiendo a Madrid en un punto de referencia para la danza internacional y también nacional”.

El ritmo que lleva es frenético. “Lo que más me angustia es que no tengo tiempo”, suspira. Pero lo que hace no es nuevo. Fue ella quien participó en la introducción de la danza en la programación regular del Museo Reina Sofía, anotándose las exitosas presentaciones de pioneros de la moderen dance norteamericana como Steve Paxton o Simone Forti y vanguardistas como Boris Charmatz. Su debilidad por la creación latinoamericana contemporánea probablemente le viene de su paso por Iberescena. No eligió la danza para bailar aunque tuvo sus intentos en Canarias donde nació, pero ha estado en la parte trasera gestionándola durante mucho tiempo. “Yo de niña hacía yudo y fui con mi madre a buscar a mi hermana que hacía danza y quedé fascinada. Me dije ‘yo quiero hacer eso’. Todavía tomo clases cada vez que puedo pero en firme estudié Historia del Arte Contemporáneo e hice un doctorado en danza. La verdad es que no he parado”, concluye, cómo no, con una sonrisa.

La programación completa de Teatros del Canal puede ser consultada en www.teatroscanal.com

Ángels Margarit

Lleida, 59

Nuevos aires soplan por el Mercat de les Flors, la casa de la danza de Barcelona ubicada en la calle Lleida. Margarit quiere impulsar la creación y hacer sentir a los artistas que su gestión no solamente se ocupará de la exhibición

Cesc Casadesús, hoy director del Festival Grec, asumió la dirección de Mercat de les Flors, de Barcelona, en 2005 y supo convertirle en un importante Centro Nacional de las Artes del Movimiento, un referente europeo de las casas de danza. Ángels Margarit, ampliamente conocida por su estimable labor como coreógrafa al frente de su compañía Mudances, un colectivo histórico de la danza contemporánea catalana, toma ahora el relevo como directora artística de la institución. “Tengo 57 años y empecé con 17 en la danza”, reflexiona. “He dirigido festivales, he hecho proyectos pedagógicos, he tenido mi propia compañía... y lo hice todo desde mi estructura y posibilidades. Así que lo realmente nuevo para mí ahora es aprender a trabajar en la Administración, entender sus criterios y ver cómo puedo llevarlos al lugar que quiero. Admito que hay habilidades que debo aprender. Tampoco creo que sea un cargo político. Digamos que político es todo pero sí es un cargo de gran responsabilidad”.

Su llegada no supone una ruptura con los lineamientos y políticas ya establecidos en la casa, pero quizá su condición de artista le lleva a colocar el acento y la mirada en los creadores y su problemática, en sus dificultades para crear, estrenar y distribuir sus piezas. No quiere solamente programarles en la sala para el estreno de una obra sino ser aliado y cómplice, coproducirles, acompañarles en el proceso de crearla y luego ofrecerles un impulso para mantenerla activa. “Me gustaría que este proyecto eche raíces. Entiendo que tiene que hacerse poco a poco pero es lo que creo que hace falta, que el Mercat sea una estructura con artistas dentro y que no permita que ningún espectáculo muera en el estreno”. También sueña con dar la posibilidad a coreógrafos locales de hacer producciones de gran formato aunque por ahora no dispone de presupuesto para ello. Por eso acogió como propia la iniciativa de la Generalitat del Plan de Impulso a la Danza, que supuso el arranque de esta nueva temporada con el estreno de un programa doble de gran formato, que permitió a Thomas Noone y Roser López Espinosa, estrenar sus creaciones Many y L’estol, que girarán ahora por 18 localidades. Algo así le gustaría a Ángels Margarit que fuera lo habitual en el Mercat de les Flors. “Con la crisis desapareció el tejido de producción y hay que recuperarlo. Hay que conseguir que los artistas puedan hacer su trabajo, al menos alguna vez, sin preocuparse de la producción. Eso un regalo para cualquier creador”.

Pluralidad

De la temporada en marcha es suya la responsabilidad del 30% porque el resto ya había sido diseñado por Casadesús. No obstante, ese margen le permite dar algunas luces de lo que le interesa programar en el Mercat. La inclusión de una pieza como Rosas Danst Rosas, de la prestigiosa compañía belga de Anne Teresa de Keersmaeker que fue todo un éxito el pasado mes de septiembre, tiene que ver con su necesidad de aproximar al público a la historia de la danza, un gesto que tendrá una continuidad lógica en la misma programación en mayo del año próximo con una nueva visita de la agrupación. Destaca también la manera de presentar al creador suizo Thomas Hauer que, en marzo próximo, no llega con un trabajo puntual sino con varias propuestas, lo que permite una mirada más profunda a su trabajo, como ocurrió ya con el doble programa de Sol Picó. De esta manera entiende Margarit la formación y solidificación de un público para el Mercat, desde luego, pero también para la danza. En su línea de acción intenta no ir sola sino actuando en red y en colaboración con otras instituciones, estableciendo contacto y alianzas con otros teatros. “Es importante el trabajo en red. El futuro pasa por la complicidad entre las instituciones y no por la competencia”. Una de las presencias fuertes de la temporada, el Cullberg Ballet sueco con la desestabilizadora creación Protagonist, de Jefta Van Dinther, llega en enero gracias a una alianza con Teatros del Canal, de Madrid y el Teatro Central, de Sevilla.

Esta nueva etapa profesional de Ángels Margarit supone una renuncia que es tan dolorosa para ella como para los seguidores y entusiastas de su trabajo, que no son pocos. “He decidido que no seguiré con mi compañía ni con la creación”, confiesa. “Esta estructura no está preparada para dirigirla y llevar en paralelo el trabajo de creación. Respeto a los que lo hacen pero yo he preferido parar. En marzo pasado abandoné la estructura de Mudances y dejamos solamente los compromisos ya adquiridos. Tendremos aquí en el Mercat la reposición de Back Ábac, que ya estaba programada cuando llegué, y en el Mes de Danza de Sevilla daremos las que serán las últimas funciones de Origami, que es una de mis piezas que más larga vida ha tenido, aunque no tanta como el Solo para habitación de hotel, que estuvo activo desde 1989 hasta 2011”.

La programación completa del Mercat de les Flors puede ser consultada en www.mercatflors.cat

Danza News

BORIS CHARMATZ / MERCAT DE LES FLORS

boris

Del siglo XX

Boris Charmatz irrumpe en Barcelona con su nostalgia por la danza del siglo pasado, presentando su obra Flip Book en el Mercat de les Flors y la performance 20 bailarines para el siglo XX, en el MACBA

Leer más...
 

MARIO BERMÚDEZ Y JOAQUÍN COLLADO

23MASDANZA

España triunfa en 23Masdanza

Concluyó anoche el Certamen Coreográfico Internacional de Maspalomas que dejó los premios en casa

Leer más...
 

HUNG DANCE / TAIPEI

hung1

Pájaros de Taiwan

Con una promoción de 2x1 en el precio de las entradas, la compañía Hung Dance, de Taiwan, presenta Boundless en el Círculo de Bellas Artes de Madrid los días 17 y 18 de octubre

Leer más...
 
Volver