Spanish Basque Catalan English French

Ballet Nacional de Cuba

Danza más allá de la muerte
Giselle
Coreografía: Alicia Alonso 
Teatros del Canal 
(Madrid) 10 de abril de 2017

La interpretación de Giselle, la obra emblema del ballet romántico es, sin duda, una de las más exigentes del repertorio clásico. Y mayor es la responsabilidad y la emoción si quien lo lleva a cabo es el Ballet Nacional de Cuba, el cual el pasado 10 de mayo concedió en Los Teatros del Canal su versión cargada de sensibilidad y carácter, al más puro estilo cubano. El Ballet de la histórica Alicia Alonso logró en su primer acto una claridad dramatúrgica y estilística, puramente teatral, en la que la comunicación entre todos sus intérpretes consiguió involucrar al espectador con la historia. Destacó la manera sobrecogedora en la que Giselle -interpretada por Anette Delgado- se vuelve loca al ver su inocencia aniquilada tras ser traicionada por la persona que ama -un duque interpretado por un correcto Dani Hernández-. El segundo acto podría resumirse con una palabra: Estilo. Las Willis y su inclinación del torso, los port de bras, la posición de la cabeza, el acento… marcaron la capacidad estilística que merece este ballet. Sin embargo, la producción en sí transmitió cierto aire de decadencia: un vestuario y un decorado algo anticuado que demostraron que una compañía de tal renombre no solo puede sostenerse por el carácter y pericia de sus bailarines.

PATRICIA LAJARA CAMACHO

Volver