Spanish Basque Catalan English French

Sara Cano

y la madre Teresa

En su cuerpo híbrido conviven el poder del flamenco y la libertad del contemporáneo.

Coincide Sara Cano con sus congéneres en esto del Nuevo Flamenco, en que no le gustan las etiquetas. Prefiere hablar de autores, de creadores en una búsqueda personal. Tan personal como la suya que, aún formada en el flamenco, siempre tuvo debilidad por el contemporáneo. Y es que le gusta lo que le da cada uno. Del flamenco, destaca “esa sensación de poder”. Del contemporáneo, la libertad. Tras años de estudio en uno y otro, siendo destacable su larga trayectoria como intérprete en el colectivo Teresa Nieto en compañía, ha avanzado en solitario hacia una voz propia, un camino personal que queda plasmado perfectamente en su exitosa primera incursión en A palo seco, y que profundiza ahora en un nuevo solo, SinTempo, que ha creado con dramaturgia y dirección escénica de Claudia Faci, durante su residencia en el Centro de Danza de Canal, donde simultáneamente ha estado montando como intérprete Fase alterna, para Marco Flores.

A palo seco para mí supone un antes y un después en mi carrera profesional”, dice convencida. “Con este solo he buscado establecer unas bases a seguir para perfilar mi propio camino como creadora, estableciéndolo a medio camino entre lo visceral de lo español y lo conceptual de lo contemporáneo e investigando en cómo integro en mí estos dos lenguajes que siempre han estado conviviendo en mi forma de bailar, aunque de una manera más independiente entre sí”.

SinTempo podría considerarse una extensión y profundización de lo que la creadora encontró en A palo seco, un paso más en la misma dirección. “Gira en torno a la idea de la búsqueda de una danza anacrónica, hecha de pasados, presentes y futuros, una danza sin tiempo… simplemente personal. Busco poder hablar del paso del tiempo, de lo atemporal, lo pasado y lo presente, el tiempo musical, lo rápido, lo lento, lo estático, lo que permanece y lo que se va y, lo más importante, las sensaciones y reacciones que todo ello produce en mi propio ser”.

Probablemente Sara Cano no habría llegado hasta aquí sin las experiencias que vivió al cobijo de Teresa Nieto y su tristemente desaparecida compañía, que apagó sus focos recientemente tras la última representación de El ajuar, un dueto de despedida que Nieto quiso bailar junto a Sara Cano. “Teresa es mi madre artísticamente hablando. Cuando empecé a trabajar con ella aún era una niña en la escena y ella me ha enseñado a crecer, a ser una mujer, una artista madura en la que la vida y la danza están presentes en el escenario, hacer convivir lo que te pasa como persona y lo que te pasa como bailarina y poder transmitir algo con todo eso”.

Corta es por el momento su trayectoria pero no va a la deriva. Sabe lo que quiere. Es objetivo común a todos sus trabajos “buscar algo que me defina, algo personal, genuino, a lo que no haya que ponerle una etiqueta, sino que se defina como danza, sin ningún apellido más.

SinTempo. 30 de septiembre y 1 de octubre. Fase alterna. 11 y 12 de octubre. Ciclo Abierto en Canal. Teatros del Canal (Madrid). SinTempo el 23 de septiembre en CC Paco Rabal (Madrid). www.saracano.es

Volver