Spanish Basque Catalan English French
Categoría: Reportajes

Guía de Festivales de Verano SusyQ 2017

Si se va de viaje, planifique turismo con danza. Ofrecemos una selección de lo más selecto y llamativo que podrá ver este verano desde Valencia hasta Edimburgo, pasando por Cádiz, Granada, Kuopio, Zaragoza, Barcelona Stuttgart, Montpellier, Dublín o Viena

Texto_PATRICIA LAJARA CAMACHO

Leer más...

Categoría: Reportajes

susyq Reportajes cloudgate

Arrozales

La compañía de danza contemporánea más emblemática de Taiwán traerá Rice, su más reciente creación, a Madrid, Oviedo, Pamplona y Valladolid. Lin Hwai-Min, su fundador y director artístico, nos abre las puertas de su teatro, en Tamsui, y en primera persona, nos cuenta su aventura

Leer más...

Categoría: Reportajes

Central Vertigo Forsythe CND SusyQ

Vértigo

La Compañía Nacional de Danza estrena en el Teatro Real de Madrid una sesión dedicada a William Forsythe. Con ayuda de  los especialistas que han venido a montar estos trabajos, nos aproximamos al universo vertiginoso del que está llamado a ser el gran innovador del ballet académico

Leer más...

Categoría: Reportajes

Trisha Brown

La muerte de Trisha Brown el pasado 18 de marzo conmociona al mundo de la danza. Pionera de la posmodernidad, su huella en la historia de la danza del siglo XXC, es pronunciada. Reflexionamos sobre su legado.

Leer más...

Categoría: Reportajes

 PeepingTom ı Madre Mía

Después de Padre, ahora Gabriela Carrizo estrena Madre, segunda parte de una ambiciosa trilogía sobre la familia, que trae el sello estético inequívoco de Peeping Tom, fascinante agrupación belga que colecciona fanáticos y adeptos por todo el mundo.

Dicen que en el siglo XI vivía en Coventry, Inglaterra, una bondadosa aristócrata llamada Lady Godiva que intentaba convencer a su marido de rebajar los severos tributos que exigía a sus pobres vasallos. Para complacer sus deseos, su esposo le impuso una absurda condición: debía cabalgar desnuda por las calles del pueblo. Querida por todos y sabiéndose beneficiaros de semejante humillación, los habitantes acordaron encerrarse en sus casas cuando ella pasara para no avergonzarla. Todos cumplieron, menos uno. Su sastre no pudo resistirse a la tentación y la espió por un agujero. Pasó así el hombre a la historia como Peeping Tom (Tom, el mirón) y nueve siglos más tarde su apodo tendría el dudoso honor de designar a lo hoy que conocemos como un voyeur.  Texto_OMAR KHAN  Foto_HERMAN SORGELOOS

Leer más...

Volver