Spanish Basque Catalan English French

Gravity and other myths

Cuerpos en el espacio

Texto_OMAR KHAN

Es Australia una potencia en Nuevo Circo. Anterior al fenómeno de Quebec impulsado por Cirque Du Soleil, su movimiento innovador se remonta a los años setenta y su seña de identidad aparece alejada de los oropeles y fastuosidad del circo tradicional para centrarse, por lo general, en el cuerpo y sus posibilidades, que son infinitas a juzgar por la autenticidad, pericia, fuerza y destreza del insólito equipo de siete acróbatas que integran Gravity and Other Myths, la compañía de Adelaida que debutó anoche, jueves 19 de octubre, en el Circo Price de Madrid con su propuesta A Simple Space.

No es un título poético ni escogido al azar. Un espacio simple y desnudo, apenas iluminado por focos manipulados por los mismos intérpretes y una sencilla banda sonora de percusiones (el músico que las interpreta también deslumbra), es todo lo que parece necesitar el equipo para ocupar más de una hora de puro vértigo, en la que la dramaturgia reside exclusivamente en el discurso de sus cuerpos y sus capacidades para volar, trenzarse, enredarse, saltar o desdoblarse, en la manera de forzarlos y empujarlos hacia límites (verdaderamente) insospechados. No hay marco, escenografía, artilugios ni máquinas. Tampoco trajes vistosos ni purpurina. Ellos no interpretan papeles. No hay payasos ni vedettes. Son ellos mismos, con su humor, solidaridad y simpatía naturales colocados al servicio de situaciones límite, de fuerza y riesgo, perfectamente calculadas, en hazañas ejecutadas prácticamente sin errores, aunque la mayor parte de la propuesta se base en juegos de competencia y resistencia, con lo que parecen subrayar los límites inquebrantables del propio cuerpo (una competencia de a ver quién pasa más tiempo sin respirar, una de salto a la comba, otra de volteretas). Este minimalismo y desnudez escénica cede el protagonismo al equipo y resalta, aún por encima de la acrobacia más audaz, la humanidad que estos chicos despiden. Momentos como el del cubo de Rubik armado en un instante por un acróbata de cabeza, el episodio en el que un acróbata salta insólitamente sobre el cuerpo de sus compañeros y parece hacerles daño o el delirante, veloz y emocionante grand finale, de cuerpos voladores, hacen de A Simple Space una propuesta que no puede dejar de ir a verse. Si no tiene tiempo o dinero, busque la manera de sacarlo de alguna parte pero hágase el regalo de ir a ver a estos sensacionales y encantadores acróbatas que ocuparán el Price hasta el día 28 de octubre.

www.gravityandothermyths.com.au www.teatrocircoprice.es

Volver